:)

Política

FGR indaga sobornos de 5 mdd a Lozoya vinculados a OHL: El País

La investigación da cuenta de 22 transferencias realizadas hacia una empresa fachada del exdirector de Pemex

Publicado

on

Emilio Lozoya

Entre las indagatorias que persigue la Fiscalía General de la República (FGR) contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, se incluyen nuevos indicios de sobornos por alrededor de cinco millones dólares de empresas ligadas a OHL, constructora de origen español que fue beneficiada con millonarios contratos y concesiones por el gobierno de Enrique Peña Nieto, reveló una investigación de El País y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Documentos recopilados por la FGR muestran transferencias por 5 millones de dólares (mdd) a una cuenta que tenía como beneficiario a Lozoya en el banco UBS de Suiza, realizadas por dos empresas que autoridades judiciales de España han investigado como parte de una red de corrupción de OHL en aquel país.

La indagatoria da cuenta de una red de corrupción que involucra a la constructora con 22 transferencias que se hicieron a Lozoya a través de la empresa fachada Tochos Holding Limited, empresa que según la FGR fue utilizada para encubrir los sobornos de Odebrecht y de Altos Hornos y para adquirir dos residencias del exdirector de Pemex en la zona de las Lomas, en Ciudad de México, y en el balneario de Ixtapa, en Guerrero

Empresas investigadas en España como parte de una trama de corrupción que involucra a la constructora realizaron 22 transferencias al exdirector de Pemex y a la empresa fachada Tochos

Las transferencias son diferentes a los 10.5 mdd que los exejecutivos de Odebrecht afirma haber pagado a Lozoya Austina a cambio de contratos y de los 3.4 millones de dólares que la FGR afirma que recibió el exfuncionario de Altos Hornos de México (AHMSA) por operar la compra de Agronitrogenados.

De acuerdo con un reporte interno del banco UBS realizado en junio de 2013, Lozoya cobraba una comisión por cada contrato, por sus servicios como gestor de obras, mientras que otro lo describe como “consultor para grupos europeos” de grandes proyectos de construcción en México. Los documentos exponen que los pagos podrían ser en realidad una posible indicación de sobornos.

En documentos asentados en la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000117/2017 de la FGR, aparecen transferencias por cerca de 5 millones de dólares a una cuenta que tenía como beneficiario a Lozoya en el banco UBS de Suiza, realizadas por dos empresas que autoridades judiciales de España han investigado como parte de una red de corrupción de OHL en aquel país.

Los reportes bancarios enviados por autoridades suizas a México, muestran detalles de las transferencias realizadas entre 2010 y 2013 a una cuenta en el banco UBS a nombre de Tochos Holding Limited.

Asimismo, la FGR también recibió información de la Agencia de Investigación Financiera de las Islas Vírgenes Británicas, que demostraría que Tochos Holding fue creada en septiembre de 2008 con Lozoya como beneficiario final. En julio de 2010 el banco UBS abrió una cuenta a nombre de Tochos, en Ginebra, Suiza, con Lozoya de nueva cuenta como beneficiario directo.

En el registro de la cuenta, Lozoya informó al banco que el dinero que recibiría Tochos provendría de Grupo Villar (al que pertenece OHL), de Infoglobal (empresa española de la que es accionista Javier López Madrid, yerno del principal socio de OHL, Juan Miguel Villar Mir, a través de SIA Capital.), o de cualquiera de sus subsidiarias.

El 9 de noviembre de 2010 se realizó una primera transferencia, proveniente de una empresa ligada a OHL. En total, los documentos bancarios de Suiza citados por El País y MCCI dan cuenta de 22 transferencias realizadas a Lozoya y a Tochos entre 2010 y 2012 por tres compañías vinculadas a OHL o a sus socios.

La mayor de ella fue en noviembre de 2010 por 1.9 millones de dólares a través de Lendir Investments, una sociedad fachada creada por el despacho de los Panamá Papers. El concepto de pago fue “por cuota de servicios” relaciona con una obra civil en México sin detallar a qué obra o dependencia gubernamental pertenecía.

Existen además otras operaciones pagadas por conceptos de “ferrocarril y metro”, que no detallan qué dependencia asignó la obra. La transferencia fue por 1.15 mdd en junio de 2011 de la firma Infloglobal a Tochos, que activaron una alerta del banco suizo.

Lozoya había sido consejero de OHL entre octubre de 2010 y marzo de 2012. Además, hasta agosto de 2012 había sido consejero de Infoglobal, S. A.

Sus operaciones como intermediario de OHL no pasaron desapercibidas e incluso en junio de 2013, un ejecutivo de UBS advirtió que el entonces director de Pemex había incurrido en conflicto de intereses porque antes de integrarse como funcionario había utilizado su empresa Tochos para la gestionar obras viales.

En el transcurso de 2013, cuando Lozoya era su director, Pemex asignó tres contratos a OHL por 2 mil 396 millones de pesos (unos 184 millones de dólares al tipo de cambio de entonces).

Entre el 11 de marzo y el 16 de noviembre de 2011, UBS había detectado traspasos de Infoglobal a la cuenta de Tochos por 2,69 millones de dólares. Otros 101 mil dólares fueron enviados por Infoglobal entre 2010 y 2011 a una segunda cuenta a nombre de Lozoya en el mismo banco suizo.

En el análisis de estas transferencias, se alertó de una en particular: “1.151.073 dólares está vinculado al pago de consultoría sobre el proyecto de ferrocarril y metro de la Ciudad de México”. El reporte fue cerrado con la siguiente petición: “Favor de aclarar las entradas antes mencionadas de Infoglobal S. A.”.

A pesar de esta alerta, Tochos recibió en 2012 otros tres traspasos de Infoglobal por 991 mil 994 dólares. La mitad del dinero fue transferido durante los días en que Lozoya ya era el coordinador de vinculación internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

En una segunda cuenta que Lozoya tenía a su nombre en UBS, recibió otros 100.000 dólares de Infoglobal en 11 transferencias.

Aunque MCCI y El País intentaron consultar el origen de estos señalamientos con las firmas que resultaron tras la fragmentación de OHL en 2019, no obtuvieron una respuesta concreta, pues se deslindaron de transacciones realizadas por los antiguos socios.

Publicaciones relacionadas