:)

Política

José Luis Moyá Moyá, el traficante de información que extorsiona empresarios

En los últimos 15 años ha usado y abusado de los servicios de acceso a la información que le han valido denuncias por hostigamiento

Publicado

on

José Luis Moyá Moyá
Foto: Especial

José Luis Moyá Moyá ha acaparado los servicios de acceso a la información durante los últimos 15 años, sin embargo, lo que pareciera ser un ejercicio de su derecho ha derivado en un arma de doble filo que incluye extorsiones a empresarios y actos de corrupción.

El ciudadano frecuente del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) cuenta con indagatorias en curso por el delito de extorsión en contra de funcionarios y empresarios, entre estas destaca la denuncia presentada en 2006 por la fundadora de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, quien asegura que Moyá le pidió 250 mil dólares para no revelar que sostuvo comunicaciones con su hijo Hugo Alberto, desaparecido desde 2005.

Este “zar de la transparencia” ya había tramitado hasta mediados de 2009 un millar de solicitudes de información, es decir, 15 al mes en promedio, siendo el escándalo de la tangas de Provida, los antecedentes penales de Andrés Manuel López obrador y los detalles sobre el accidente aéreo del exsecretario de Seguridad, Ramón Martín Huerta sus principales pesquisas.

Se sabe que Moyá Moyá fue colaborador del panista Salvador Abascal Carranza en la Asamblea Legislativa del DF y posteriormente se integró al equipo de Federico Döring, lo curioso es que no se ha detectado registro alguno en la SEP sobre su cédula profesional o si es socio de alguna empresa o aluna información que de aval de los antecedentes de este supuesto “asesor en transparencia y rendición de cuentas”.

Pese a ello, es ampliamente conocido por diputados y senadores, a quienes constantemente les pasa información, su nombre también resuena en la 4T ante las solicitudes que ha realizado sobre información del presidente, el director de Pemex, Octavio Romero y hasta el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero.

Hay funcionarios que me pagan por fuera con nombres falsos, mis honorarios, para yo cuidar que no haya actos de corrupción a su interior. Hay empresarios que me contratan cuando se dan cuenta de que una licitación está dirigida a determinada empresa. Yo hago la solicitud de información y yo presento la denuncia”, ha admitido.

El uso y abuso de los servicios de transparencia también le han valido quejas por hostigamiento y extorsión por parte de Alejandro Torres Palmer, Genaro Pérez Rocha, así como Luis Humberto Sanguino, todos funcionarios de la Ciudad de México.

Por si no fuera suficiente, Moyá se embolsó “38 mil 158 nuevos pesos” por la fallida instalación y operación de un rayo láser en el Monumento a la Revolución, lo cual le valió ser sancionado e inhabilitado por la Contraloría General capitalina para desarrollar cualquier cargo público durante un año en el 2001.

El cumulo de información para de los últimos 15 años, así como la “fama” de la que se ha hecho ahora lo tienen en la mira de la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía General de la República, quienes deberán desahogar peticiones sobre sus antecedentes.