:)

Política

Magistrados tunden a Vargas por aplazar sesión del caso Félix Salgado

Acusan que el presidente magistrado del TEPJF tomó una decisión unilateral

Publicado

on

Cinco magistrados de la Sala Superior del  Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) signaron una carta dirigida al magistrado presidente, José Luis Vargas, cuestionando su decisión de diferir la sesión del jueves al martes 27 de abril, en la cual se discutirían, entre otros, los casos referentes a Félix Salgado y Raúl Morón.

La víspera Vargas Valdez informó que se pospondrían las sesiones privadas y públicas del próximo martes, lo cual, acusan los magistrados, afecta la impartición de justicia electoral encomendada al TEPJF y trastoca principios constitucionales como la certeza, transparencia y seguridad jurídica.

Al respecto, la magistrada Janine Otálora y los magistrados Indalfer Infante, Reyes Rodríguez, Felipe de la Mata y Felipe Fuentes, consideraron que la determinación fue tomada de manera unilateral “en contravención a las atribuciones del Pleno” del Tribunal.

Estimaron que la decisión de Vargas Valdés, además de serles comunicada sin previo aviso, implica el aplazamiento del análisis y resolución de asuntos relacionados con el registro de las candidaturas, toda vez que las campañas electorales arrancaron el pasado 3 de abril.

Por ello, los magistrados llamaron a respetar las atribuciones legales conferidas al pleno de la Sala Superior en la materia, recordando que corresponde al propio Pleno la definición de los asuntos por resolver y establecer la agenda jurisdiccional, mientras que en el presidente del TEPJF recaen “atribuciones de orden instrumental”.

En el escrito remarcaron que la Sala Superior es competente para fijar los días y horas en que deba sesionar la Sala, tomando en cuenta los periodos electorales, conforme el artículo 189, fracción XI de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Otálora, Infante, Reyes Rodríguez, De la Mata y Fuentes expusieron que diferir las sesiones inciden negativamente en la resolución de asuntos de carácter urgente, tales como el registro de las candidaturas de Guerrero y Michoacán, entre otros.

Advirtiendo que no se alcanzan a apreciar las justificaciones para la determinación del presidente magistrado, asentaron que el Tribunal tiene una responsabilidad con la ciudadanía y los actores políticos, máxime tomando en cuenta el marco de encontrarse en el proceso electoral más grande de la historia de México.

Finalmente, los cinco magistrados urgieron convocar a las sesiones referidas en el día y hora que sean necesarios y que permitan el puntual desahogo de los asuntos, “sin que la agenda de uno de los titulares pueda impedir al pleno sesionar”.

Conminaron a José Luis Vargas a cumplir con los mandatos que establece la Constitución y las leyes de la materia, así como el código de ética del Tribunal.