:)

Política

México también ‘choca’ con la OEA por postura sobre Bolivia

La SRE instó a la Organización a cargo de Almagro a abstenerse de realizar pronunciamientos unilaterales a nombre de toda la membresía

Publicado

on

Detención de la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Foto: Aizar RALDES / AFP

El gobierno de México calificó como un “peligroso precedente” la postura de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que ‘chocó’ este miércoles con Bolivia por la detención de opositores en el país, incluida la expresidenta interina Jeanine Áñez, acusados de participar en un supuesto golpe de Estado contra el exmandatario Evo Morales en 2019.

“México hace un llamado a la Secretaría General de la OEA a evitar confrontarse con un gobierno electo democráticamente como lo es el de Bolivia. El comunicado C-024/21 sienta un peligroso precedente para una Organización creada con el propósito de buscar el consenso”, señaló en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La oficina de Almagro había emitido más temprano otra nota en la que destacaba que la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, “tiene un papel fundamental para juzgar violaciones sistemáticas de derechos humanos que se hayan producido en Bolivia”.

Por su parte la cancillería boliviana contestó que “no caerá en provocaciones malintencionadas” llegadas desde la secretaría general de la OEA, que ostenta Luis Almagro, y “defenderá su soberanía, la independencia de sus órganos” del Estado.

Lee también: Detenida la expresidenta boliviana Áñez por la caída de Evo Morales

Al respecto, la SRE de Marcelo Ebrard exhortó a la OEA abstenerse de realizar pronunciamientos unilaterales a nombre de toda la membresía.

“Como Estado miembro de la OEA, México considera que la Secretaría General de la organización debe apegarse a su misión de fomentar el diálogo, el consenso y la solución pacífica de las controversias en el hemisferio”, expuso. 

La cancillería abundó que la Secretaría General de la OEA, no debe intervenir en los asuntos internos de los Estados miembros.

Los choques entre La Paz y la OEA surgieron a raíz del encarcelamiento el pasado fin de semana de la expresidenta interina de derecha, Jeanine Áñez, y de sus ministros de Justicia y Energía, denunciados por un supuesto derrocamiento de Morales en noviembre de 2019.

Una jueza dictó el domingo cuatro meses de cárcel para la exmandataria y sus colaboradores, tiempo que la Fiscalía usará para acumular pruebas sobre los incidentes registrados a fines de 2019. 

(Con información de Milenio y AFP). DA