:)

Política

Ríos Farjat; el influyentismo detrás de una silla en la SCJN

Un video que circula en redes sociales resalta los “trapos sucios” que acumula la ministra de la SCJN

Publicado

on

Ríos-Farjat
Foto: Especial

Cada vez son más los “trapos sucios” que acumula Ana Margarita Ríos Farjat, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien es muestra del amiguísimo, influyentismo, y que además, es señalada por conflictos de interés.

En redes sociales circula un video que enfatiza las irregularidades en la trayectoria de Ríos Farjat, quien gracias a su amistad con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y con el exjefe de la oficina de la presidencia Alfonso Romo, logró llegar al Máximo Tribunal del país.

Con menos de un año de experiencia en el sector público, el primer cargo de Ríos Farjat fue como jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), un puesto al que no hubiera podido llegar en otro sexenio.

Dicho video apunta que, en 2018, el nuevo gobierno de la “4T”, que entonces mantenía mayoría en el Congreso, logró la aprobación de leyes que quitaban “los candados” para poder asignar nombramientos en puestos altos, pues cabe mencionar que, anteriormente, para aspirar la jefatura del SAT, era requisito obligatorio contar con experiencia en administración, aduanas y recaudación de impuestos.

Sin embargo, tras dichas modificaciones a la ley, sólo bastaba contar con estudios en materia fiscal y aduanera, por lo que Ríos Farjat logró llegar al frente de la dependencia, donde permaneció únicamente durante 10 meses.

Cabe señalar que el SAT fue un órgano clave en la renuncia del anterior ministro, Eduardo Medina Mora, después de ser señalado por Hacienda de haber recibido supuestamente depósitos millonarios en el extranjero.

Y aunque en la carta de su renuncia, Medina Mora no explicaba las razones de la misma, López Obrador la aceptó de inmediato. Fue así como Ríos Farjat llegó a cubrir la vacante en la Suprema Corte.

FC