:)

Política

UIF busca congelar cuentas de abuelo de niño de caso Torreón

Santiago Nieto dijo que podría estar frente a un caso de lavado de dinero y defraudación fiscal

Publicado

on

Foto: Brenda Alcala / AFP

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda ordenó congelar las cuentas de José Ángel “N”, el abuelo del niño de once años que realizó un tiroteo en el Colegio Cervantes en Torreón el pasado 10 de enero. 

De acuerdo con el titular de la UIF, Santiago Nieto, el hombre que fue detenido el lunes por la noche tenía recursos en efectivo por más de 100 millones de dólares, además de que había comprado vehículos de lujo y había hecho transferencias a Estados Unidos. 

“Podemos ver que no es ningún seminarista, el abuelo tiene 121 millones de pesos de flujo en efectivo hacia empresas, tiene en recepción de flujos de efectivo por 24 millones de pesos en sus propias empresas”, expuso el funcionario. 

Además, detalló que José Ángel “N” contaba con seis vehículos de lujo blindados, entre ellos tres BMW; y que la abuela del menor también tiene un problema de defraudación fiscal en EUA. 

Ante ello, expuso que la UIF cree que se trata de un asunto de lavado de dinero y fraude fiscal, pues ninguno de los implicados ha realizados declaraciones fiscales. 

El lunes por la noche autoridades mexicanas detuvieron al abuelo de un menor que la semana pasada mató a una maestra e hirió a seis personas más antes de suicidarse en su escuela ubicada en Torreón. 

LEER MÁS: Alumno provoca caos en Monterrey al amagar con tiroteo

Las armas “se estima que son propiedad del abuelo y que se encontraban en la casa y que efectivamente hasta el momento no se cuenta con ninguna justificación legal de la posesión”, dijo el lunes a la prensa Gerardo Márquez, fiscal del estado de Coahuila, donde se encuentra el Colegio Cervantes, donde se registró la tragedia.

Las armas que usó el niño son calibre .40, que es de uso exclusivo del Ejército, y .25, no cuentan con registro y “fueron adquiridas en Estados Unidos”, añadió la fiscalía. 

Las autoridades también analizan el entorno del menor. En un inicio habían dicho que había sido influenciado por un videojuego.

(Con información de Reforma). AT

Publicidad
Publicidad