:)

Sociales

13 canciones de Madonna que demuestran por qué es más que la Reina del Pop

La diva celebra 64 años de edad

Publicado

on

canciones madonna

Este 16 de agosto, Madonna, la artista femenina más exitosa de todos los tiempos en la industria musical cumple 64 años de edad. Para celebrarlo, te compartimos 13 canciones que demuestran por qué esta leyenda viva es mucho más que simplemente la Reina del Pop.

Con más de 300 millones de ventas desde el inicio de su carrera solista en 1982 con el sencillo Everybody, la estrella estadounidense almacena una amplia lista de canciones, álbumes, giras y videos que han servido como punta de lanza para futuras generaciones y dictar los estándares de la música pop en el mundo.

Sin embargo, más allá de Like A Virgin, Hung Up, La Isla Bonita o Vogue, han quedado relegadas en su historial algunas joyas con tintes más personales, introspectivos y hasta políticos que han servido como evidencia de que su trayectoria artística ha trascendido la superficialidad del género que la corona como su máxima representante.

A la par que cosechaba éxitos como Open Your Heart, la cantante comenzaba a incluir en sus discos piezas con posturas sociales, como la polémica Papa Do’nt Preach (1986); o exploraba los deseos más guardados de las personas en trabajos como Erotica (1992). Esta lista, más que incluir algunas de las piezas más memorables de la Reina del Pop, que por décadas han encendido el ambiente en las pistas de baile, colecta algunos de sus temas más personales y sensibles, que la pintan de cuerpo entero como una artista integral, con discursos contundentes; así como aquellas canciones en las que llegó a explotar mejor que nunca su rango vocal, usualmente menospreciado, y la música se tornó mucho más compleja que antes.

Desde abajo

Nacida el 16 de agosto de 1958 en Bay City, en la ciudad estadounidense de Michigan, Madonna Louise Veronica Ciccone fue desde pequeña una persona irreverente e histriónica. Sin embargo, haber perdido a su madre a los 5 años a causa de un cáncer, cuenta ella misma, probablemente la llevó alejarse aún más de las convenciones sociales que usualmente las progenitoras inculcan a sus hijos.

En medio de un entorno católico y conservador, la joven Madonna sabía que sus ambiciones no se encontraban dentro de ese mundo. De esa manera, a los 20 años partió a Nueva York con únicamente 35 dólares en el bolsillo y el sueño de convertirse en una superestrella.

Cómo era Madonna antes de ser famosa? - Madonna 66

Lo logró. Luego de colaborar como corista en el clásico de Patrick Hernández, Born Te Be Alive, la cantante pudo comenzar su carrera solista en 1982, con su álbum debut, homónimo, en 1983.

Si bien, en un principio, su música no resultaba especialmente más interesante que la de otras cantantes de los inicios de los ochenta, su actitud retadora y despreocupada, así como su belleza hipnotizante hizo que cada vez más ojos se posaran sobre ella.

De esta manera, en 1984, se le concedió tener a Nile Rodgers, músico que un año antes produjo el Let’s Dance de David Bowie (el álbum más exitoso de su carrera) como encargado de su segundo material, Like A Virgin.

Un Clásico: Madonna - Material Girl

Con enorme éxito y constantes comparaciones con Cyndi Lauper, Madonna continuó su camino con un tercer material (True Blue, 1986) aún más exitoso y que ya la consagraba como una de las artistas preferidas en la industria. Es ahí donde la historia comienza:

1. Oh Father

Ya con un historial impecable y habiendo colocado todos sus sencillos desde Borderline (1983) en el top 10 de la lista de Billboard, con el álbum más vendido por una artista femenina, y con el soporte de MTV, Madonna tenía garantizado que su próximo álbum sería un éxito comercial.

Era hora de buscar algo más. Y ese extra fue el álbum Like A Prayer (1989). Ya no sólo fueron canciones sobre el primer amor, los intereses materiales o tomar unas vacaciones; en este corte, la artista decidió tocar por primera vez algunas de las fibras más sensibles de su propia vida, como la temprana muerte de su madre, pensamientos sobre sus hermanos o, en este caso, la complicada relación con su padre.

Madonna - Mother And Father by Madonna Live & Remix on ...

“Oh, padre. Tú nunca quisiste vivir de esa manera. Tú nunca quisiste herirme”, reconoce Madonna en una de sus primeras canciones que no fueron hechas para que todo el mundo se apropiara. Como una antítesis de la canción pop promedio que habla de fiestas y amor, Madonna lanzaba como cuarto sencillo un tema que sólo ella y su padre comprenderían del todo.

¿El resultado? Su primera canción en varios años en no alcanzar el top 10 en los Estados Unidos, pero también una pieza formidable, donde además explota como pocas veces su voz ronca y calurosa.

2. Til Death Do Us Apart

Para mismo corte, Madonna creó una de las piezas más desgarradoras y desalentadoras de toda su discografía; traducida al español como Hasta que la muerte nos separe, este tema va dedicado al actor Sean Penn, con quien en 1986 contrajo nupcias.

Luego de que las cosas no salieran como esperaban, decidieron separarse, y la cantante regaló al mundo versos que, aunque iban dirigidos para la leyenda del cine, apela a un sentimiento universal:

“Cada que ríes me cortas como un cuchillo; no me quedaré a ver cómo crece tu odio. Tú no amas a nadie más, ni siquiera te amas a ti, y aún así, desearía que no me hubieras pedido que me fuera”.

3. Justify My Love

Aunque con menores ventas que sus dos trabajos anteriores, Like A Prayer fue otro enorme acierto comercial; piezas como la homónima o Express Yourself han pasado a la posteridad. Luego de su publicación y la realización del soundtrack para Dick Tracy, donde la cantante interpretó a Breathless, y disco donde aparece la icónica Vogue, Warner, la disquera de la cantante consideró que ya contaba con el material necesario para su primer álbum de éxitos.

Así llegó The Immaculate Collection, donde aparecieron dos nuevos temas. Justify My Love, uno de estos, exploraba la sexualidad y la sensualidad con el recurso del spoken Word para darle un tono más íntimo a la pieza con la voz de Madonna.

Coescrita por Lenny Kravitz, la pieza logró gran recepción comercial pese a la censura de su polémico y sugerente video.

4. Bad Girl

Intrigada con el resultado, Madonna decidió explorar esos lares más a fondo con Erotica (1992), un álbum que buscaba desmenuzar aspectos de la sexualidad humana.

Si bien, ya se había visto inmersa en diversos escándalos en el pasado, Erotica fue el límite para los sectores conservadores.

Con videos demasiado explícitos para ser considerados decentes y sonidos sugerentes por todas partes, Madonna vio por primera vez en su carrera una verdadera veda, y Erotica se convirtió en su primer álbum de estudio en no superar los 10 millones de copias vendidas.

No obstante, el disco contaba en realidad con mucho más que canciones provocadoras sobre tener sexo de diferentes maneras. Hablaba del romance y la infidelidad (Thief Of Hearts), de la represión sexual (Why’s it so Hard?) y hasta las enfermedades venéreas (In this Life). Erotica cuestionaba el papel que el ser humano le daba al sexo en la vida.

Tal es el caso de Bad Girl, una canción a la que Madonna le tuvo mucha fe y cuyo video fue dirigido por el cineasta David Fincher. Habla de una mujer soltera, atrapada en una vida burocrática y que para escapar de su complicada realidad recurre a acostarse con extraños y beber alcohol, aunque sabe que no es feliz.

Aunque la pieza fue mucho más existencial que seductora, las radios la vedaron lo suficiente para que la cantante la relegara de todas sus giras musicales hasta la fecha.

5. Bedtime Story

La sociedad ya no veía a la artista de la misma manera después de Erotica, venía cargando el peso de una imagen negativa y escandalosa. Necesitaba encontrar la manera de deshacerse del polvo de la mala fama para volver a las grandes ligas de las listas de éxitos.

Rain, uno de los últimos sencillos de Erotica, lo logró parcialmente. Con un video sobrio y una canción romántica, tuvo cierta aceptación en EUA. La misma fórmula de esta pieza la replicó con I’ll Remember, la tierna pieza de la cinta With Honnors, y alcanzó el segundo puesto en Billboard.

No obstante, el reto era lograr un álbum completo que lograra la aprobación que le faltaba. Así llegó Bedtime Stories (1994). Realmente, un disco no muy distinto en concepto a Erotica, pero cambiando el concepto de sexualidad por amor, suficiente para que la gente pensara que eran diametralmente opuestos.

Si bien, Bedtime Stories es más un trabajo de transición, Madonna explora en él ritmos de Rythim and Blues, recibe el respaldo de BJörk en la composición del tema homónimo y regala sonidos deliciosos.

Al mismo tiempo, destaca que no se arrepiente de haber creado Erotica en la letra de canciones como Human Nature y con la sensualidad incluida en todos los videos de la era, especialmente Take A Bow.

Hablando de Bedtime Story, la pieza compuesta por Björk, Madonna le apostó el puesto del tercer sencillo, y para promoverlo, creó un videoclip inspirado en pinturas de Remedios Varo.

Con imágenes oníricas que remontan a la letra de la canción y una fina producción, el material audiovisual fue tan bien recibido por un buen tiempo se convirtió en el único video musical que formaba parte de la exhibición de obras en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

6. Drowned World/ Substitute For Love

En 1996, los intereses de la cantante cambiaron por completo. Al mismo tiempo que protagonizaba la cinta biográfica de Eva Perón, y con ello realizaba un soundtrack para el que tomó clases de canto y afinó su técnica más que nunca, se convirtió en madre producto de su romance con su entrenador, Carlos León.

Ya no había en su cabeza chica material, escándalos sexuales o conflictos con el Papa Juan Pablo II; Madonna tenía una nueva perspectiva del mundo que incluso la llevó a sumergirse en la Cábala.

Pin en The queen

Por ello, Ray Of Light, su álbum de 1998, fue un parteaguas lírico, discursivo y emocional en su carrera. La diferencia y la madurez son tangibles en las atmósferas del disco, producido, entre otros, por William Orbit y Patrick Leonard.

Este tema, la apertura del que críticos del mundo han conciliado casi por unanimidad que es su mejor trabajo discográfico, está dedicado a Lourdes y la manera en que dio un giro de 180 grados al modo en que veía al mundo.

“Viajé por todo el mundo
En busca de un hogar
Rodeada de multitudes
Sintiéndome tan sola”

7. Skin

Si algo refuerza la contundencia lírica del discurso de Madonna en Ray Of Light es la calidad de su música y su producción. Con una técnica vocal pulida gracias a Evita y bajo la mano de sus productores, las frases filosóficas y existencialistas toman nuevas texturas con los efectos oníricos y atmosféricos que dotan de profundidad a las piezas.

Sobran las palabras para ver por qué este trabajo la consagró como una estrella a la altura de David Bowie o los Beatles; sólo resta oír las canciones.

8. Impressive Instant

El año 2000 fue igualmente productivo para la cantante. Un nuevo embarazo, el de Rocco; un nuevo amor, el de Guy Ritchie, y las mismas intenciones de explorar terrenos inusuales para ella.

Si bien, su álbum del año, Music, es más recordado por la pieza homónima o el divertido video vaquero de Don’t Tell Me, cuenta también con muchas otras virtudes al ser un trabajo electroacústico (para darnos una idea, Depeche Mode, ídolos de la electrónica hicieron lo mismo tan sólo un año después con su álbum Exciter), y experimental que además logró ser bien recibido por la escena pop.

Madonna - Don't Tell Me | Music albums, Madonna, Songs

Podemos amar u odiar a Impressive Instant, una canción definitivamte atípica y algo estridente. Pero antes de dar un veredicto final, conviene tomar en consideración que se trata de Madonna, la figura más exitosa de los años ochenta, dándole la bienvenida al nuevo milenio lejos de las fórmulas tradicionales y adentrándose en la producción francesa de Mirwais Hamadzaï.

Por cierto, está dedicada para Guy Ritchie y el modo en que le dio una vuelta a su universo.

9. American Life

Olvidemos a Erotica, quedó en el pasado. Para este punto, la reina recuperó la aclamación universal y hasta consiguió consagrarse como más que una estrella pop con su actuación en Evita y con el elogiado Ray Of Light. Podía continuar por ese camino y el público la seguiría adorando… pero no.

Mientras ella se encontraba montando el Drowned World Tour (2001), la gira de conciertos para promover tanto Ray Of Light como Music, todo se detuvo en septiembre por el atentado a las Torres Gemelas. Nada volvió a ser lo mismo, principalmente para los estadounidenses.

11-S- RTVE.es

Uno de los segmentos del show de Madonna era violento e incluía armas. Después de este suceso, fue eliminado por respeto a la memoria de las víctimas.

El 11S tuvo sin embargo mucho más impacto que eso. Si el nacimiento de Lourdes la sensibilizó para mirar en sus adentros, el atentado la sensibilizó aún más para ver afuera, qué estaba pasando en el mundo, qué estaba mal en la sociedad.

Así nació American Life, un trabajo que en términos comerciales terminó por sepultarla. La veda de Erotica fue efímera en comparación con el impacto de este álbum. Basta con decir que luego de este, todos los sencillos no líderes de sus álbumes no volvieron a lograr entrar en el top 40 de las listas de éxitos en EUA; y esto incluye a mega éxitos globales como Sorry o Give It 2 Me.

Madonna Sorry ⋆ Splash De Ideas - Fluyendo Con Creatividad

Únicamente los sencillos líderes de sus trabajos, Hung Up, 4 Minutes y Give Me All Your Luvin’ pudieron ocupar lugares en los 10 primeros puestos.

No obstante, el objetivo del álbum jamás fue garantizar el éxito comercial de la cantante durante las próximas décadas. Era una crítica severa a la sociedad norteamericana, sus políticas republicanas y la guerra contra países de Medio Oriente bajo el pretexto de ser responsables del ataque a las Torres Gemelas.

Sí, una completa crítica a una sociedad cerrada, ultra patriótica y conservadora. Bajo el precio de que las radios nunca la volvieran a reproducir con la frecuencia de antes, Madonna creó probablemente su trabajo más valiente y comprometido con la sociedad.

Un disco que, bajo los argumentos de sobreproducción e “inaudibilidad”, fue sepultado pese a sus muchas virtudes:

Por una parte, piezas como I’m So Stupid, Hollywood, Easy Ride y Nobody Knows Me, que retratan a la sociedad norteamericana y la falta de sensibilidad que la absorbe.

Por otra, hermosas composiciones como X-Static Process, Nothing Fails y Love Profusion, que contrarrestan el odio contenido en las otras canciones con cargas de amor, esperanza y emotividad.

Aunque incluye además Die Another Day, la pieza que pocos meses antes realizó para la película del mismo nombre de James Bond, el verdadero primer sencillo fue la pieza homónima, para la que realizó un video en la que criticaba de manera satírica la innecesaria guerra a la que las autoridades enviaban a los militares, y cómo los medios reaccionaban a esto como si se tratara de un espectáculo de modas.

Luego de reconsiderar que el video era demasiado insensible con los soldados que ya se encontraban en la guerra, decidió sustituirlo por uno donde aparece ella cantando el tema con las banderas de distintos países en el fondo. Sin embargo, el video original aparece aún en Youtube.

Sí, aún estamos hablando de la artista que en los ochenta cantaba Lucky Star. Y, aunque hasta 2019 se mantuvo aparentemente apartada de los temas políticos, todas sus giras recientes cuentan con una enorme carga de crítica social, producto de este álbum.

10. Isaac

Así como después de Erotica, Madonna lanzó Bedtime Stories para suavizar su imagen, el siguiente paso tras la catástrofe comercial que fue American Life debía ser un tiro certero para reconquistar a la audiencia, casi como si nada hubiera sucedido.

Así llegó el Confessions On A Dance Floor (2005), un material con himnos pop como Sorry, How High o Let It Will Be que a la par que rendía homenajes a estrellas de la música dance (y no tanto) como ABBA (Hung Up), Donna Summer (Future Lovers), Iggy Pop (I Love New York) o los Pet Shop Boys (Jump), la era se cargó de un glamour que, pese al desempeño comercial de los sencillos en Estados Unidos, fue una bomba en el resto del mundo.

Simplemente el sencillo líder, Hung Up, alcanzó el número 1 en las listas de 45 países del mundo (en EUA, llegó al séptimo puesto). En aquel entonces, la primera canción en lograrlo.

Entre todo ello, así como con Human Nature la cantante aseguraba que no se disculpaba por la carga sexual de Erotica, hubo en el COADF una pieza que reivindicaba su postura social y buscaba sensibilizar a su audiencia sobre el respeto a otras vidas, otras culturas y otras realidades.

De esta manera, con un tempo pop y en una atmósfera dance, en Isaac, la cantante se adentró en sonidos medio orientales con una de las piezas más inusuales de su discografía.

11. Sing

Madonna no sólo ha sido estrella invitada en canciones de Britney Spears o Dua Lipa. Algunas de sus colaboraciones han pasado casi desapercibidas en la historia musical.

En el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, el 7 de diciembre de 2007 lanzó Sing, una canción para crear consciencia sobre la epidemia en África que afectaba a miles de mujeres.

Todas las ganancias del tema se dirigirían a la organización TAC, y para hacer el mensaje más contundente y darle un aire de empoderamiento femenino, la intérprete invitó a distintas intérpretes a prestar su voz para el puente de la canción.

A la convocatoria se sumaron 23 cantantes, incluidas figuras como Shakira, Dido, Céline Dion o Gladys Knight.

Así lo hizo también Madonna, a quien, por su envergadura y trayectoria, Lennox también concedió el espacio para el segundo verso de la canción, destacando que, con su repercusión social, la Reina del Pop podría informar a la gente, moverlos y, con suerte, involucrarlos en la causa.

De esta manera, en esta especie proyecto a la Band Aid, Madonna canta:

“Las mujeres son las madres del mundo, amiga. Yo te lo digo, las mujeres somos el sexo fuerte”.

Si bien, la canción no tuvo la repercusión mediática que se esperaba, es una fiel prueba del respeto que otros artistas le tienen, al grado de darle un papel coprotagónico en colaboraciones masivas; además, recuerda la constante participación de Madonna en eventos altruistas, desde Live Aid (1985) a la fecha.

12. I Fucked Up

Luego de recuperar parcialmente la aprobación social con el Confessions On A Dancefloor, la carrera de Madonna fue constantemente cuestionada, de acuerdo con los críticos, por comenzar a seguir tendencias en lugar de marcarlas.

Además, lanzó su Hard Candy (2008) justo cuando estaba cumpliendo 50 años, por lo que la industria, más que fijarse en las canciones y las propuestas, señalaba que la cantante comenzaba a estar “fuera de lugar”.

La maldición de estas críticas ha alcanzado a todos sus álbumes desde aquel entonces; especialmente a MDNA (2012), en ocasiones señalado como un trabajo bobo y superficial.

No obstante, más cosas pasaron en su vida durante los últimos años más allá de haber envejecido. Una de las más fuertes fue divorciarse de Guy Ritchie luego de ocho años de matrimonio, un hijo y la relación más estable que había tenido.

Si bien, en canciones de Hard Candy como Incredible o Miles Away, Madonna envía pistas de su situación emocional, es dos de los bonus tracks del MDNA donde se desnuda por completo y deja ver toda la vulnerabilidad y la tristeza con la que estaba enfrentando la situación.

Una de ellas es Best Friend, que líricamente es una continuación del tema Incredible; la otra es I Fucked Up, donde la intérprete se despoja de toda vestidura de fiera femenina y simplemente se muestra arrepentida de haber arruinado la relación.

En contraste con la manera en que culpaba a Sean Penn por su fracaso amoroso en los ochenta, en esta ocasión, la Reina del Pop acepta:

“Lo siento, no me avergüenza decirlo: quisiera tenerte de vuelta, pero no puedo. Te culpé cuando las cosas no iban como quería. Si no lo hubiera hecho, estarías aquí… No pude mantener mi gran boca cerrada. Creí que lo teníamos todo; sacaste lo mejor de mí, y de alguna manera destruí el sueño perfecto”.

13. God Control

Con Donald Trump llegando al poder en 2016 y en un país cada vez más azotado por tiroteos en las escuelas y un aumento de la violencia, en Madame X (2019) Madonna volvió a mirar de frente a los problemas sociales que enfrentan los estadounidenses.

Más allá de duetos con Maluma, el disco más reciente de la Reina del Pop es probablemente el más parecido a American Life en concepto, y es que vuelve a recurrir a Mirwais para algunas de las producciones.

La lírica habla de problemas sociales como la represión en piezas como Killers Who Are Partying, Extreme Occidente o Batuka; mientras otras canciones tienen una atmósfera más relajada y apegada al pop, como Crazy o Crave.

Entre todas ellas, una de las principales apuestas fue God Control, que habla de la necesidad de instaurar el control de armas en el país y que fue acompañada de un video dirigido por su recurrente colaborador Jonas Åkerlund (Ray Of Light, Jump, American Life, entre otras).

EC

Recibe las noticias más importantes del día en WhatsApp, solo manda la palabra “ALTA” a este link

NELA Whats

Publicaciones relacionadas