Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

A 50 años del bazucazo, Graue llama a defender autonomía de la UNAM

Con el título "La UNAM de luto", la Gaceta universitaria conmemoró el hecho que dio inicio de la lucha estudiantil de 1968…

Al encabezar la ceremonia para conmemorar el inicio del movimiento estudiantil de 1968, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers llamó a defender la autonomía de la Institución, la cual, aseguró, “sigue vigente y nos une a todos”.

El rector recordó el 30 de julio, cuando hace media década se dio el bazucazo que derribó la puerta de la Escuela Nacional Preparatoria 1 de la UNAM en San Ildefonso, que dio paso a una represión de libertades y acciones contra la autonomía de las principales casas de estudios.

El movimiento del 68 comenzó con la incomprensión y rigidez de las estructuras  sociales y gubernamentales; cuando los jóvenes sintieron la necesidad de la libertad, de cambiar, de expresarse y aspirar a un mundo distinto, expuso.

Graue Wiechers recordó que el movimiento estudiantil continuó y tuvo un desenlace trágico, por ello, en conjunto con los rectores y directores de las casas de estudio involucradas en el movimiento del 68 conmemorarán los eventos y harán  los balances necesarios de su importancia histórica.

Citó parte del mensaje del entonces rector Javier Barros Sierra, en el que exigió que la autonomía de la UNAM fuera respetada por todos y no ceder a provocaciones.

La universidad es lo primero; permanezcamos unidos para defender dentro y fuera de nuestra casa las libertades de pensamiento, de reunión, de expresión y la más cara: nuestra autonomía”.

Graue enfatizó que la autonomía “nos permite organizarnos”, “para administrarnos y elegir a nuestras autoridades; autonomía con la que la universidad enfrenta los embates políticos y las injerencias externas a nuestra vida académica”.

En el auditorio de la Torre de Rectoría, destacó que este día sirve también para tener presente el mensaje de Barros Sierra a los universitarios, señalando que ese 30 de julio era un día de luto para la universidad y que su autonomía estaba amenazada gravemente.

“Un día de luto para la Universidad”

Con el título “Bazucazo a San Ildefonso; ‘la UNAM de luto’: Barros Sierra”, la Gaceta UNAM lanzó este lunes el tercer suplemento de su serie lanzada en conmemoración de la lucha estudiantil de 1968.

Luis Echeverría, secretario de Gobernación, llama al presidente Gustavo Díaz Ordaz –de gira por Jalisco, con el secretario de la Defensa Nacional, el general Marcelino García Barragán– y le describe el escenario, sosteniendo que el país está al borde del desastre por culpa de los estudiantes.

Echeverría solicita la intervención del Ejército, argumentando que la policía preventiva del Departamento del DF es impotente para someter a los estudiantes, quienes supuestamente alteran el orden de la ciudad y amenazan con asaltar las armerías del Centro.

Díaz Ordaz da luz verde.

Foto: Gaceta UNAM

Foto: Gaceta UNAM

De esta forma, el semanario universitario introduce uno de los episodios que marcaron al país y en específico a la comunidad estudiantil, cuando con un bazucazo, la puerta de la Prepa 1 fue destruida, dando paso a fusileros paracaidistas dentro de las instalaciones de la UNAM, así como de la Vocacional número cinco del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Los soldados salen de sus cuarteles a bordo de jeeps militares y tanques ligeros para tomar escuelas, y en la madrugada irrumpen en las preparatorias 1, 2 y 3. Hay cerca de 400 estudiantes heridos y cientos de detenidos”, narran.

Este acto, ocasionaría que la bandera mexicana ondeara a media asta en la Universidad y, posteriormente, una marcha de más de 80 mil estudiantes y docentes, de Ciudad Universitaria a Félix Cuevas encabezada por el entonces rector, Javier Barros Sierra.