:)

Sociales

Ben Roethlisberger pone punto final a su carrera en la NFL

A sus 39 años, ‘Big Ben’ confirmó su salida de la NFL en un vídeo difundido en su cuenta de Twitter

Publicado

on

Foto Twitter de Steelers

LOS ÁNGELES, EUA.- Ben Roethlisberger, uno de los mejores mariscales de campo de la historia de la NFL, anunció este jueves su retirada después de 18 campañas en los Pittsburgh Steelers, con quienes conquistó dos títulos de Super Bowl.

A sus 39 años, ‘Big Ben’ confirmó su salida de la liga de football americano (NFL) en un vídeo difundido en su cuenta de Twitter, en el que dio las gracias a su franquicia, compañeros, afición y familia.

“No sé cómo expresar con palabras lo que el juego del football americano ha significado para mí y la bendición que ha supuesto”, dijo Roethlisberger. “Aunque sé con seguridad que lo he dado todo al juego, estoy abrumado de gratitud por todo lo que me ha dado”.

“Sin embargo, ha llegado el momento de limpiar mi taquilla, colgar los tacos y seguir siendo todo lo que puedo ser para mi mujer y mis hijos”, afirmó. “Me retiro del football como un hombre verdaderamente agradecido”.

El anuncio de Roethlisberger era esperado después de la reciente derrota de los Steelers en la ronda de comodines de los playoffs ante los Kansas City Chiefs.

Desde que fue escogido por Pittsburgh con el número 11 del Draft de 2004, el ‘quarterback’ comandó a la franquicia a 12 apariciones en playoffs y tres juegos de Super Bowl, conquistando el trofeo en 2006 y 2009.

‘Big Ben’, que nunca ha perdido más partidos que ganado en una temporada, se marcha en la octava posición histórica de pases para touchdown (418) y en la quinta en yardas de pase (64.088) y pases completados (5.440).

Ningún otro ‘Steeler’ ha mejorado esas cifras ni ha logrado más victorias en la liga que Roethlisberger, que sumó 165.

Solo Tom Brady, con 219, suma más victorias como ‘quarterback’ con una sola franquicia, en su caso los New England Patriots. 

El ahora líder de los Tampa Bay Buccanneers despidió a su antiguo rival en un mensaje en Twitter en el que alabó la dureza de Roethlisberger.

“Ben desafió el método TB12 (número de Brady) en favor del método “Échale un poco de hielo” durante toda su carrera, y terminó siendo un grande de todos los tiempos con 6 Pro-Bowls y 2 Super Bowls. ¡Hay más de una forma de hacer un pastel!”, le reconoció Brady.

El impacto de ‘Big Ben’

Originario de un pequeño pueblo del industrial estado de Ohio, el juego y carácter de Roethlisberger encajaron como un guante en los Steelers, cuya vitrina estaba abandonada desde sus cuatro campeonatos en la década de 1970.

Apodado ‘Big Ben’ por su imponente presencia (1,98m de altura y 109 kilos), arrancó como tercer mariscal de campo de los Steelers pero en el segundo partido ya se había hecho con el puesto.

Con Roethlisberger a los mandos, Pittsburgh sumó ese año un inmaculado balance de 13-0 y alcanzó la postemporada, lo que le brindó al mariscal de campo el premio al Mejor Novato Ofensivo de la campaña.

Solo una campaña después ‘Big Ben’ comandó a los Steelers al triunfo en la final ante los Seattle Seahawks, convirtiéndose en el ‘quarterback’ más joven en ganar un Super Bowl, a un mes de cumplir 24 años. 

Dos temporadas más tarde, Roethlisberger lanzó un pase de touchdown a Santonio Holmes a falta de 35 segundos para el final del Super Bowl ante los Arizona Cardinals, que le dio su segundo campeonato con los Steelers.

El ‘quarterback’ llevó a Pittsburgh a un tercer Super Bowl en 2011 en el que cayeron ante los Green Bay Packers de Aaron Rodgers.

Aunque su juego y su físico han vivido un bajón en los últimos años, Roethlisberger y los Steelers cerraron el año con otro balance ganador (9-7-1) y alcanzando los playoffs, en los que fueron barridos a la primera por los Chiefs.

La carrera de ‘Big Ben’ también ha incluido varias polémicas como un accidente de motocicleta en 2006 en el que no portaba casco y una demanda civil en 2009 por agresión sexual que fue cerrada tras un acuerdo. 

El fiscal de distrito, tras investigar el caso, no presentó cargos contra el jugador, que sí fue sancionado cuatro partidos por la NFL.