:)

Sociales

Brilliant Adventure: un repaso por la era más subestimada de David Bowie

Una caja que tardó dos años en salir a la luz

Publicado

on

Brilliant Adventure David Bowie box set

Finalmente salió a la venta Brilliant Adventure [1992-2001], y, tras dos años de espera, te decimos todo lo que tienes que saber sobre este box set que recaba la era más subestimada y menospreciada en la carrera de David Bowie.

Y es que, la quinta caja de la colección que arrancó con Five Years, y que se espera que conste de seis tomos, ha dejado mucho de qué hablar; pues, además de omitir el período de 1989 a 1991, está llena de diferencias con respecto a sus predecesoras.

Desde la inclusión de folletos al interior de algunos de los discos hasta la omisión de algún álbum de estudio en una edición nueva, pasando por la publicación (tras 20 años de espera) de un trabajo que fue originalmente descartado, Brilliant Adventure ha dividido opiniones entre los seguidores con respecto a su contenido, quienes no saben si se trata de la mejor caja de la colección hasta ahora, o es un trabajo que no tiene el tratamiento que merece.

Brilliant Adventure, disco por disco

En suma, Brilliant Adventure llama la atención de los coleccionistas porque captura la época de Bowie que menos ha sido recopilada:

Si bien, su música de finales de los sesenta y todos los setenta es considerada el auge artístico del británico, los álbumes que lanzó en los años ochenta son, por mucho, su era más exitosa, comercialmente hablando.

Debido justo a las críticas, donde el propio Bowie declaró que llegó a una era de declive en la calidad de su música, los años noventa y dos miles fueron una época donde el músico se encargó de recuperar su credibilidad artística, volviendo a la experimentación y reuniendo a antiguos productores para ayudarlo.

No obstante, mientras cada disco que lanzó por esos años era nombrado como “el mejor desde Scary Monsters (1980)”, el músico sacrificó parcialmente su éxito comercial con estos trabajos.

Podría interesarte: Madonna, y la interminable batalla contra una industria misógina

Por este motivo, toda esta era ha sido la más relegada en las colecciones recientes del músico, con presencia limitada en álbumes de éxitos y apariciones menores en sus compilados (no así en sus conciertos, donde el músico les dio su tiempo y espacio).

Es por ello que la aparición de Brilliant Adventure (que toma su título de un instrumental del álbum ‘Hours…’) cobra un sentido mucho más importante. Se trata, para muchos, de reivindicar una era que desde hacía tiempo que merecía más gloria de la que ha recibido dentro de la discografía del músico.

Amazon.com: Brilliant Adventure (1992 – 2001): CDs y Vinilo
Brilliant Aventure incluye 11 CDs y 18 LPs
  • Black Tie White Noise (1993, álbum de estudio)
  • Buddha Of Suburbia (1993, Soundtrack de la serie homónima de la BBC)
  • Outside (1995, álbum de estudio)
  • Earthling (1997, álbum de estudio)
  • ‘Hours…’ (1999, álbum de estudio)
  • BBC Radio Theatre, London (2000, álbum doble en directo)
  • Toy (2001, álbum inédito, previamente descartado)
  • Re:call 5 (1992-2001, triple álbum recopilatorio)

Esta caja abarca en total seis álbumes de estudio: el primero de ellos es Black Tie White Noise, un trabajo pulido por Nile Rodgers, el mismo productor responsable de Let’s Dance (1983), el álbum más exitoso en la discografía de Bowie (también produjo discos como Like A Virgin de Madonna; o el RAM de Daft Punk). Además de ser el primer disco del músico como solista en siete años, BTWN es recordado por su mensaje social contra el racismo, y porque con su sencillo principal, Jump They Say, Bowie finalmente se atrevió a hablar del suicidio de su medio hermano, Terry Jones, quien padecía esquizofrenia.

El segundo material, Buddha Of Suburbia, es en realidad el soundtrack de una serie británica con el mismo nombre. Para la historia sobre la llegada de un medio oriental a Londres, Bowie desarrolló interesantes composiciones de jazz, y algunos experimentos técnicos, como la controversial Sex and the Church.

Outside, de 1995, es seguramente el mejor disco de toda la colección (y no sobra decir que es uno de los mejores trabajos de Bowie en toda su discografía). Se trata de un trabajo conceptual donde el músico cuenta la historia de un sórdido asesinato visto como un producto artístico, con buenas dotes de experimentación, de la mano del legendario Brian Eno, con quien Bowie trabajó en la Trilogía de Berlín (1977-1979).

Earthling (1977) y ‘Hours…’ fueron incluso más incomprendidos, sobre todo por su producción y porque, en el caso del segundo, se acusó cierta monotonía. La verdad es que, hablando del primero de estos dos, se trata de un material que demuestra que, a sus cincuenta años, David Bowie seguía estando entero y tenía todo el vigor y el ánimo de experimentar y probar nuevos caminos, mientras otros veteranos comenzaban a quedarse detenidos en sus zonas de confort. Es simplemente una muestra de por qué Bowie es Bowie.

Toy, de 201, es por otra parte una de las mayores rarezas incluidas en Brilliant Adventure. Se trata de un disco de nuevas versiones de viejas canciones que grabó a mediados de los años 60, antes de conseguir el éxito con Space Oddity (1969).

El disco tuvo la mala suerte de encontrarse con un momento de crisis económica para Sony, su disquera en aquel entonces, que optó por “posponer” su lanzamiento para cuando las cosas mejoraran.

La situación únicamente empeoró, y el disco terminó por ser descartado por completo. Algunas de las reversiones únicamente alcanzaron a ver la luz como lados b de los sencillos de su siguiente álbum (Heathen, del 2002), o en 2014, cuando se lanzó el megacompilado Nothing Has Changed, sin contar que buena parte del disco fue filtrada en 2011 en internet.

Fuera de eso, Toy había quedado como un triste mito que parecía que nunca iba a ser publicado, hasta la llegada de esta caja. Por tal motivo, a falta de un disco que fuera reversionado en esta edición (como pasó con Ziggy Stardust, Station To Station, Lodger y Never Let Me Down Again), lo más cercano a una “nueva versión” es el final lanzamiento de este material.

Sin embargo, ahora que hemos tenido la oportunidad de escucharlo por completo, y en su mejor calidad, es importante mencionar que no se trata de una joya perdida, y que hasta cierto punto, podemos entender por qué la disquera no le tuvo tanta fe en su momento.

Sin embargo, 20 años después de ser archivado y a 10 años de su filtración, parece que Toy es una gran apuesta para Parlophone; pues, además de aparecer en Brilliant Adventure, una versión deluxe (triple) del álbum se estrenará en enero de 2022.

In case you didn't know, the Toy cover is a picture of David Bowie as a  baby : r/DavidBowie
Más allá de su contenido musical, Toy fue ampliamente criticado por su portada, cuyo concepto original fue de Bowie desde su grabación: se trata de superponer su rostro avejentado en una fotografía de su niñez.

El séptimo y octavo discos de la caja corresponden a un material en directo: se trata del BBC Radio Theatre, del 2000; que, si bien, se había publicado parcialmente en una reedición del clásico Bowie At The Beeb, nunca se había publicado con el material completo, por lo que se trata del verdadero must de este box set.

Por último, el Re:Call 5, que consta de tres discos, es el más extenso de los compilados que se han lanzado hasta ahora al interior de las cajas. Con un total de 39 canciones, recaba canciones salidas de películas y series, como Real Cool World.

El compilado también incluye nuevas versiones de canciones antiguas, como The Man Who Sold The World o I Can’t Read; varios b-sides y bonus tracks, como Get Real o la emotiva Lucy Can’t Dance; e incluso las versiones alternas de algunas canciones del álbum ‘Hours…’ que se utilizaron para el videojuego Omikron: The Nomad Soul.

En suma, Re:call 5 es el compilado donde finalmente se puso atención milimétrica a los trabajos alternos que Bowie hizo durante estos años, independientemente de si fueron exitosos o no; y esto es importante, porque es la primera vez que los fans pueden tener acceso a joyas perdidas, como una interpretación de una de sus canciones para la película Basquiat, donde el músico personificó a Andy Warhol.

El contenido original de las cajas

Fue desde 2015 que el músico británico, quien ya había sido desahuciado por un incurable cáncer de colon, decidió dejar órdenes de una colección con la que sellaría su legado, repasando año por año su carrera en solitario. En septiembre de ese año salió a la luz Five Years, que, además de hacer referencia a una de sus canciones, se concentró en la etapa glam del artista, de 1969 a 1973.

Podría interesarte | David Bowie: los 10 mejores videos de su repertorio

Ese box set, con 12 cds y 13 elepés, sentó el precedente de la estructura que tendrían cada una de las cajas que le sucederían:

En su caso, incluyó los seis álbumes de estudio que David Bowie lanzó en aquella época (de Space Oddity a PinUps); dos álbumes en vivo (uno de ellos es doble); una nueva versión, mejorada de uno de los discos de estudio (en este caso, se trató del mix de 2003 de Ziggy Sartdust); y, por último, un álbum titulado Re:Call, que constaba de single versions, b-sides, rarezas y otras canciones de la era que no formaron parte de ningún álbum de estudio (que, en este caso, constó de dos discos).

David Bowies - Five Years
David Bowie – Five Years [1969-1973]

La colección fue considerada “gloriosa”, y los fanáticos agradecieron el cuidado de cada detalle, la calidad de su contenido y la presentación de los discos, que además venían acompañados de un libro de 84 páginas (128 en la versión de viniles), con fotografías exclusivas, reseñas y entrevistas sobre cada álbum, comentarios de los productores originales de los materiales y una explicación detallada de las canciones que incluyó el álbum Re:call.

En enero de 2016, cuando Bowie murió y sus fans descubrieron que el artista llevaba casi dos años peleando contra el cáncer, quedó claro que la publicación de Five Years fue más que una coincidencia; y su disquera no tardó en explicar que se trataba de la primera de una serie de cajas que el intérprete de Starman dejó para honrar sus propia carrera.

Con ello, ese mismo año llegó el segundo tomo, Who Can I Be Now, que abarcó la etapa de 1974 a 1976. Y los dos años siguientes llegaron A New Career in a New Town [1977-1982] y Loving the Alien [1983-1988].

Lee también: 6 ocasiones que David Bowie definió el rumbo de la cultura popular

Cada una de estas cajas siguieron la misma lógica, salvo mínimas variaciones: los álbumes de estudio de la era; los álbumes en vivo (algunos, incluso en dos versiones distintas); algún álbum de estudio en una versión “actualizada” y los Re:call 2, 3 y 4, que compilaban los sencillos, b-sides, bonus tracks y otras rarezas de cada era; además, sus respectivos libros que sumergían más al escucha en el contexto de todo lo que estaban por escuchar.

Los paradigmas que rompe Brilliant Adventure

No obstante, el curso del contenido de las cajas comenzó a discutirse para la próxima colección; primero, porque los años próximos incluían la era de 1989 a 1991, cuando David Bowie formó la banda Tin Machine y dejó, por un momento su carrera solista.

Las primeras preguntas eran si el quinto set de la colección incluiría esta etapa o la pasaría por largo; más que por no ser parte de la carrera solista de Bowie, porque la música de Tin Machine no pertenece a Parlophone, que es quien compila estas cajas.

Adicional a ello, la expectativa creció cuando 2019 llegó y la disquera no anunció el lanzamiento de la quinta parte de la colección. En su lugar, se ocuparon de una colección por cincuenta años del álbum Space Oddity y otras rarezas.

El año terminó sin esa quinta entrega, y 2020, un año que además estuvo marcado por la pandemia de covid-19, no fue distinto en este aspecto. Para este punto, los coleccionistas y seguidores de Bowie comenzaron a asumir que la serie que comenzó Five Years quedaría inconclusa, y que mejor ni se hablaba de una quinta o sexta entregas.

No obstante, fue en septiembre que Parlophone anunció el lanzamiento de Brilliant Adventure, y, al tiempo que daban detalles del contenido del set y el período que este abarcaría (1992 a 2001), se informó además que Warner consiguió los derechos de la música de Bowie de 2002 a 2016, y sería la firma encargada de publicar la última caja de la serie.

Con este contexto, Brilliant Adventure, una caja de 11 discos, que todavía incluye su respectivo libro de 84 páginas, llegó al mercado el pasado 26 de noviembre.

Además de que finalmente sí se omitieron los años de Tin Machine, los fanáticos destacaron que la nueva caja tiene, entre sus diferencias para mal al compararla con otros box sets, que no incluye ninguna “versión nueva” de alguno de los discos.

Entérate: Marianne Faithfull, la primera mujer en colocar un álbum en 7 décadas distintas

Esto fue ampliamente criticado, sobre todo porque en 2018, con la caja que abarcó de 1983 a 1988, la disquera se aventuró a hacer una versión completamente distinta y reproducida desde cero del álbum Never Let Me Down (1987), lo que fue refrescante para los seguidores, pues el cortes es nombrado, incluso por el propio Bowie, como el peor material de su discografía. Por ello, habría sido interesante para muchos ver una nueva versión de alguno de los discos de esta era, como Outside o Earthling.

Diferencias generales

En suma, los puntos negativos del disco son:

En primer lugar, la eliminación de un disco de “rehecho” de entre los que se incluyen en la caja. Asimismo, que, si bien, el libro incluye un buen material si hablamos de entrevistas, comentarios, fotografías e imaginería de la época, descuida en demasía la sección donde se explica la selección de canciones del Re:call 5.

Mientras en otras ediciones, este detalle había sido exhaustivamente cuidado, hablando de que casi cada canción abarcaba una página del libro, en Brilliant Adventure, estas quedan relegadas a poco más de un par de hojas, pese a tratarse del compilado más rico y extenso de todas las cajas.

Igualmente, los fanáticos criticaron que al iniciar el año, la disquera lanzó por separado Brilliant Adventures Live; que el nombre no te confunda: se trata de un trabajo aparte, consistente en seis álbumes en vivo de las tres giras que el músico realizó entre 1995 y 1999.

Sí, mientras en cajas anteriores el material en vivo venía incluido, en esta ocasión, todo ese contenido, que, además, se revisitó con una precisión nunca antes vista, se publicó en una colección aparte, que además fue limitada, lo que dejó a millones de seguidores sin copias de los álbumes (que se vendieron por separado y en diferentes meses).

Así, mientras cajas como Five Years o Loving the Alien contienen varios discos en vivo, en este caso todo se concentró en el BBC Radio Theatre, que apenas incluye unas cuantas canciones de esta era, y se enfoca más en clásicos antiguos.

Por otra parte, como puntos a favor está la calidad de la edición. Desde siempre, los discos se han presentado en cajas de cartón con las portadas y contraportadas originales de cada álbum. Dentro, cada una de estas incluyen otras cajas, para guardar los discos y estos, a su vez, venían guardados dentro de bolsas de celofán para evitar rayones.

Todo eso, esta edición lo mantiene; pero, además, Brilliant Adventure es la primera de las cajas que contiene folletos en los discos. No se trata de todos los álbumes, únicamente de Outside y ‘Hours…’, que, además de las imágenes en las cajas y el libro, tienen mucho más contenido dentro de sus respectivos folletos.

Esto adquiere un sentido importante, especialmente en el álbum Outside, ya que, además de las letras de las canciones del disco, el folleto incluye fragmentos del diario de Nathan Adler, el personaje ficticio que en la trama de la historia investiga el asesinato de la pequeña ‘Baby Grace Blue’, lo que permite entender mejor el concepto del álbum.

Todos los discos de la colección están remasterizados y con la máxima calidad de sonido; hecho principalmente destacable en la edición de Black Tie White Noise, cuyas copias originales son de 1993, justo cuando la calidad de masterización estaba por mejorar.

Por último, el diseño: Five Years y Who Can I Be Now, las dos primeras cajas, tienen un aspecto brillante, como si estuvieran barnizadas; mientras que para A New Career In A New Town y Loving The Alien se optó por un acabado mate, que las hace ver más elegantes; todas estas cajas, con una fotografía de Bowie durante la época que cada una de ellas abarca.

En el caso de Brilliant Adventure, en lugar de una fotografía, se eligió como portada un autorretrato que Bowie pintó en los años noventa. En lugar del acabado barnizado o el mate, acorde con la imagen seleccionada, la caja tiene una textura algo rugosa, como si fuera el lienzo donde se pintó la imagen.

Este detalle, además de elegancia, le da un sentido mucho más especial y artístico. En suma, quizá este box set no fue el mejor tratamiento para una etapa que siempre ha pasado desapercibida para la disquera (en afán de enaltecer sus “años dorados”), pero sin lugar a dudas es un documento excepcional que finalmente hace justicia a los años más perdidos, mediáticamente hablando, del legendario músico que, además de brindarnos clásicos como “Heroes”, Ashes To Ashes o Cygnet Committee, creó en su etapa de madurez obras de arte como The Motel, Dead Man Walking o Something in the Air, todas estas, presentes en la nueva colección.

EC