:)

Sociales

Con odio, sociedad reacciona a nueva campaña de Calvin Klein

Jari jones, una actriz transexual, lesbiana y de color, es su nuevo rostro

Publicado

on

calvin klein jari jones
Foto: Instagram

La nueva campaña de Calvin Klein despertó discursos de odio y burlas por parte de un fragmento de la sociedad por incluir a una actriz transexual, lesbiana y de color como su nueva imagen.

En pleno mes del orgullo y con el auge del movimiento Black Lives Matter en los Estados Unidos, la reconocida firma eligió a Jari Jones como la protagonista de su nueva producción, llamada Proud in my Calvin.

La actriz trans celebró la decisión, y mediante su cuenta de Instagram compartió una fotografía en la que se le puede ver destapando una botella de champaña con un espectacular de la campaña de fondo.

Al respecto, comentó:

“Hay momentos muy reales de los que escuché que te ayudan a sentirte con confianza incluso cuando no te ves a ti mismo. He estado buscando toda mi vida por esos momentos, me cansé de buscar esos momentos. Entonces decidí crearlos. No para mí, sino para el próximo soñador, marginado, maricón, trans, discapacitado, gordo, hermoso negro, un pedazo de luz de estrellas esperando su momento para brillar”.

No obstante, el ánimo de los usuarios de redes no fue necesariamente el mismo que el de Jones; ya que, más que apoyo, la campaña despertó una serie críticas y comparaciones de la actriz con personajes a modo de burla:

Por una parte, hubo quienes señalaron que la selección de Jones habría sido oportunista, y que la marca se estaba colgando del orgullo LGBT+ como estrategia de marketing.

Asimismo, calificaron la serie de fotografías de la marca como “de mal gusto”.

Adriana, una usuaria de Twitter, causó controversia al comparar su forma de vida con la de la también activista; y señaló que, mientras Jari Jones, “una mujer transgénero, negra, lesbiana, talla grande y activista”, se convirtió en el nuevo rostro de la marca; ella, que es “mujer natural, heterosexual y venezolana”, vive en el comunismo, y apenas le alcanza para comprar comida.

EC

Publicidad
Publicidad