:)

Sociales

Conoce la historia de Griselda Álvarez, la primera gobernadora mexicana

A 67 años del voto femenino, te contamos otro de los mayores logros políticos del feminismo

Publicado

on

griselda álvarez primera gobernadora mexicana

Fue un día como hoy, 17 de octubre, pero de 1953, que en la Constitución Mexicana se avaló el derecho de las mujeres a participar en el ejercicio electoral; para conmemorar el día, te contamos la historia de Griselda Álvarez, la primera mujer en gobernar un estado.

Un poco de contexto

Aunque formalmente han pasado 67 años desde la reforma, y el primer antecedente relevante de este paso a la paridad política se remonta a febrero de 1947, cuando en el Diario Oficial de la Federación se publicó el Decreto de adición al artículo 115 para permitirles la participación como votantes y como candidatas, quedando establecido que:

“En las elecciones municipales participarán las mujeres, en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas”.

La Reforma no se vio materializada sino hasta seis años después, durante la primera parte del sexenio de Adolfo Ruiz Cortines; y fue hasta 1955, un par de años más tarde, que se realizó el primer ejercicio electoral donde las mujeres pudieron votar y ser votadas.

No obstante, tuvieron que pasar 24 años más para que, además de votar, una mujer resultara la electa como la mandataria de un estado. Fue en Colima en donde una escritora y maestra se consolidó en 1979 como la nueva mandataria local, la primera en la historia de México.

Quién Es Griselda Álvarez

La relevancia social e histórica de Griselda Álvarez Ponce de León, una representante del feminismo desde el escenario político, ya era enorme incluso antes de ocupar el cargo; con una medalla Belisario Domínguez y el título de maestra normalista por parte de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la política venía de una familia de grandes pioneros en la política latinoamericana:

  • Su bisabuelo, el general Manuel Álvarez Zamora, fue justamente el primer gobernador de Colima. Fue designado por el recién creado Congreso local en 1857, mismo año en que perdió la vida.
  • El apellido Ponce de León se remonta al general español del mismo nombre, quien se desempeñó como el primer gobernador de Puerto Rico, además de convertirse en el primer europeo en llegar a la costa de Florida.
  • Su padre, continuando con la línea de actividad política en la familia, también gobernó Colima.

Probablemente fueron muchos de estos hechos los que de manera inconsciente contribuyeron a que el electorado del estado viera en Álvarez Ponce de León una líder nata y un candidato natural para ejercer el puesto. Sin embargo, es innegable que Griselda se empeñó en pulir una carrera política y cultural que la respaldara tanto como sus apellidos.

Tras titularse con mención honorífica con una tesis sobre La Inmortalidad en las obras de Jorge Luis Borges, también estudió estadigrafía y biblioteconomía en su juventud. Para los años cuarenta, Griselda Álvarez se adentró en la política al incorporarse al Partido Revolucionario Institucional.

En la década siguiente, y tras asumir la subdirección del Museo Pedagógico Nacional, se convirtió  directora general de Acción Social Educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde impulsó cajas de ahorro escolar, cooperativas, guarderías, escuelas rurales, casas de cultura, bibliotecas, y buscó mejorar el nivel cultural, moral, económico y social de las mujeres por medio de los Centros de Acción Educativa.

A principios de los años setenta, durante el régimen de Luis Echeverría, fungió como directora de Prestaciones Sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde nuevamente dio especial atención a la cultura, y también impulso a las mujeres en el deporte.

En 1976, Álvarez Ponce de León fue electa como senadora por el estado de Jalisco durante tres años.

Victoria Política

Tras terminar su período en el congreso, el Partido Revolucionario Institucional consideró impulsar a Griselda Álvarez como su candidata para gobernar Colima, en conjunto con el Partido Popular Socialista.

Pese a que la sociedad cuestionó su candidatura, ya que no cumplía con el requisito constitucional de haber vivido en el estado durante los últimos cinco años, su victoria ante el panista Gabriel Salgado Aguilar fue arrasadora:

Él obtuvo 15 mil 751 votos; ella, 72 mil 791.

Sugestión, del mismo modo que en sus cargos públicos anteriores, dio especial lugar al desarrollo cultural y la búsqueda en la igualdad de condiciones para las mujeres en el país.

Griselda, en la cultura y el feminismo

Defensora de un feminismo racional, dedicó a la Federación Mexicana de Universitarias el “Soneto a la mujer“, que asevera que:

Nacer mujer es un inmenso reto,
circunstancia toral, dura la vida,
la hembra viene en pecado concebida
y el hombre nace lleno de respeto.

Buscas no ser objeto, ser sujeto
con ovárica fuerza sostenida,
para luchar con alma dividida
porque no en todo lograrás boleto.

Te dan sencillo mas te exigen doble,
sangras ante la ley casa conquista,
en la maternidad, sustancia noble,
gigante siempre aunque el dolor embista,
por fuerza suave adentro roble,
pero te hacen, a golpes, ¡feminista!.

Además, entre sus obras destacan los textos Cementerio de Pájaros, Letanía erótica para la paz y Anatomía superficial.

En pleno 2020, muchos avances restan para que se hable de una verdadera paridad política en el país; siquiera para que se hable de una igualdad de posibilidades entre mujeres y hombres incluso fuera de la esfera del poder, pero el nombre de Griselda Álvarez Ponce de León seguirá resonando en el paso de los años por su labor cuasi arquitectónica en el diseño de una política más igualitaria y equitativa.

Griselda Álvarez Ponce de León murió en octubre de 1985 a los 90 años, y dejó una huella indeleble, pero poco contada, en la historia de la política, el feminismo y la cultura en México.

EC

Publicidad
Publicidad