:)

Sociales

MAPA | Descubre la ruta de los platillos típicos de las fiestas patrias

En México, el mes de septiembre destaca por nuestras tradiciones y sabores

Publicado

on

Platillos mexicanos
Foto: Especial

En México, el mes de septiembre significa fiesta, pues la conmemoración de la independencia del dominio español en 1810 es el pretexto perfecto para que las familias mexicanas se reúnan y aprovechen para comer y cenar algunos de los platillos típicos de la deliciosa gastronomía mexicana.

La celebración, muchas veces denomimanda noche mexicana, incluye música de mariachi, juegos pirotécnicos, ropa típica, pero sobre todo, en todos los hogares mexicanos siempre hay una mesa repleta de preparaciones tradicionales.

A continuación te detallamos cinco de algunos platillos que no pueden faltar para recordar la historia y gritar ¡Viva México!

LEER MÁS: Alcaldía Miguel Hidalgo tendrá fiestas patrias virtuales

1. Pozole

Uno de los platillos más representativos del 15 de septiembre es sin duda el pozole, un caldo hecho a base de granos de maíz de un tipo conocido comúnmente como “cacahuazintle”, a la que se agrega, según la región, carne de pollo o de cerdo como ingrediente secundario. 

De esta preparación básica existen variaciones por todo el territorio mexicano, por ejemplo, el pozole verde es del estado de Guerrero y el rojo de Jalisco, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Guanajuato y Tlaxcala.

Sin embargo, este platillo es de origen prehispánico, y deriva de la palabra náhuatl pozolli, un plato que originalmente se preparaba con granos de maíz, carne y agua.

2. Chiles en nogada

Exclusivamente preparado durante este mes, este delicioso platillo consiste en un chile poblano relleno de picadillo de cerdo con frutas secas, bañado en salsa a base de crema y nuez de Castilla, decorado con granada roja.

Originario de Puebla, la tradición dice que fue creado por las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, para celebra la Independencia de México.

3. Pambazos

Este antojito nunca falta en una auténtica noche mexicana, sin embargo, se puede saborear en todas las temporadas del año, encontrandolo en puestos de garnachas de todo el territorio mexicano.

En la Ciudad de México, va relleno de papa y chorizo, sumergido en adobo de guajillo y cocinado sobre un comal con un poco de aceite.

Sin embargo, surgió en Xalapa, Veracruz y de acuerdo con la versión más popular surgieron en honor a Carlota, emperatriz de México y esposa de Maximiliano de Habsburgo. Según la leyenda la emperatriz le pidió al cocinero Josef Tüdös, que hiciera un platillo inspirado en las formas del volcán Pico de Orizaba.

En dicha entidad, el pambazo es un pan blanco muy suave que se impregna de harina previo al horneado que se conserva seco y enharinado al realizar el relleno con frijoles refritos, chorizo o queso blanco, lechuga rebanada y chipotle adobado.

4. Tostadas preparadas

Otra rica opción son las tostadas de maíz preparadas con diferentes guisados, pero por lo general, todas llevan crema de base.

De Tinga 

La Tinga es un plato de origen poblano, pero actualmente se elabora en todos los estados del centro del país; por lo que existen diferentes versiones de este platillo dependiendo de la región.

Es elaborada con carne deshebrada de pollo o res, cebolla, chipotle, aceite de oliva y una salsa a base de tomate, cilantro y chiles mexicanos.

De Pata

Esta preparación es una de las más típicas de la capital del país, que por lo general se sirve en tostadas.

La pata de cerdo se prepara con vinagre, sal y orégano, y se acompaña con crema, queso, lechuga, salsa, ya sea de la que pica o la que no pica, y hasta frijoles, aguacate, rábanos, y cebolla.

5. Sopes

Son una tortilla gruesa “pellizcada” de los lados a la que se ponen frijoles, lechuga queso y en algunos casos se les agrega alguna proteína como pollo o res.  

Su origen proviene de las raíces del centro y sur del país, que a lo largo de los años se ha pasado de generación en generación, y ahora se han extendido en todo el territorio mexicano; donde por lo general puedes encontrarlos en pequeños puestos ambulantes.

En algunos estados del centro de la República Mexicana como la Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Tlaxcala, Nayarit y Guerrero, se hacen sopes de masa blanca, amarilla, azul y hasta de nopal.

Frida Calderón.

Publicidad
Publicidad