:)

Sociales

David Bowie: los 10 mejores videos de su repertorio

Censuras, controversias y colaboraciones; una constante en su videgrafía

Publicado

on

david bowie videos

“¿No te sorprendes a veces por el sonido y la visión?”, reza la letra de una de las más grandes joyas de David Bowie, músico que a o largo de su carrera dio especial valor a los videos musicales para acompañar a sus melodías. Para reafirmar su grandeza y repercusión en la materia, hemos recopilado los 13 clips de su galería que más justicia hacen a su grandeza artística.

Más allá de la música, la marca indeleble que Bowie ha dejado en la cultura se extiende al aspecto visual, el cine, los atuendos y las líricas irreverente de incontables centenas de músicos que se han declarado discípulos de su obra.

Sus videos musicales son prueba de ello. Más allá de su estética visual y las interesantes -y a veces controversiales- historias que contaba en ellos, es su repercusión social y los contundentes discursos que el músico buscaba enviar con ellos lo que los hace parte esencial de la cultura pop.

Por cuestiones de espacio, esta lista se ha privado de clásicos como China Girl, “Heroes” o Fashion; pese a que cada uno de estos es un retrato clásico de la grandeza de Bowie, nos hemos concentrado en aquellos clips que, pese al paso del tiempo, nunca dejarán de impactarnos incluso más allá de la envergadura del personaje que los creó.

10. The Next Day (2013)

“Aquí estoy, y no estoy muriendo”, fue la declaración del cantante en tema que abrió y dio título a su álbum The next Day (2013), el primero en 10 años tras un retiro de la industria por cuestiones de salud.

Pero el verdadero impacto de la canción llegó con su imprescindible e irreverente video. Reclutando a Marion Cotillard y Gary Oldman, el cantante realizó una sátira de la doble moral humana, emparentando a los curas con el pecado de la lujuria y a las monjas con prostitutas que más tarde se convierten en mujeres puras.

El videoclip ganó amplia atención después de suscitar una polémica al ser prohibido en YouTube dos horas después de su estreno debido a una “violación de los términos de servicio”.

Sin embargo, el video regresó a la web poco después de su eliminación con una restricción por edad. Un portavoz de YouTube afirmó: “Con el volumen masivo de videos en nuestro sitio, a veces hacemos la llamada equivocada. Cuando nuestra atención se centra en un video que ha sido eliminado por error, actuamos rápidamente para restablecerlo”.

También provocó la crítica de varias organizaciones cristianas. William Anthony Donohue, líder de la Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles, fue muy crítico con el video y con el cantante, calificando el primero como “un desastre” y al segundo como a “un señor bisexual y jubilado de Londres”.

George Carey, antiguo Arzobispo de Canterbury, también criticó la canción como “juvenil”, instó a otros católicos a “elevarse por encima” y declaró dudar si Bowie tendría el valor de usar imaginería islámica.

09. Day-In Day-Out (1987)

Casi por unanimidad, Never Let Me Down Again (1987) es citado como el peor álbum en el repertorio de David Bowie. Si acaso, algunas personas se decantan antes por elegir el Tonight (1984), el PinUps 81973), consistente en covers a otros músicos, o cualquiera de sus trabajos con Tin Machine (1989 y 1991).

Y es cierto. El disco está por debajo del estándar de maestría a la que el músico acostumbró a sus seguidores, pero tiene sus joyas. Day-In, Day-Out, el primer corte que se publicó del disco, quizá no es una muestra de ello, pero su video sí tiene cierto valor.

Traducible como “Día tras día”, la canción habla de la tortuosa y ultraviolenta rutina a la que muchas personas están sometidas en su vida diaria. Habla principalmente de la violencia y la delincuencia en Nueva York, siendo una madre, víctima de abuso sexual, y su bebé la mirilla con la que se cuenta la historia.

Todo, retratando la manera en que la gente menos privilegiada roba para subsistir, mientras que los refugios de personas sin hogar se atiborran.

El video musical fue prohibido por algunas estaciones de televisión, incluso después de que las ediciones eliminaron la violación fuertemente implícita de la protagonista femenina, intercambiado en una versión alternativa de una escena en la que el hijo de la pareja deletrea “Mamá”, “Comida” y “Joder” en bloques de construcción ( palabras que representaban el ciclo de dependencia del niño; la versión alternativa hizo que el niño deletreara las palabras sin sentido “mamá”, “mira” y “suerte”), y eliminó una escena final de un joven orinando en la estrella de Ronald Reagan en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Con respecto a la prohibición del clip, Bowie confesó: “Creo que es ridículo. [Los censores] se vieron atrapados en el tipo de entusiasmo habitual de la prensa amarilla debido a lo que parecía en lugar de lo que decía”. Durante la gira de prensa de en el Glass Spider Tour, se le preguntó sobre la controversia y respondió: “Le pedimos a la policía [de Los Ángeles] que trabajara con nosotros y lo hicieron muy felices. Queríamos indicar cómo se quitaron algunas de las casas para personas sin hogar, así que les pidió que trajeran el tipo de artilugio que usan […] es como un tanque con un gran ariete en el extremo. Y en el extremo del ariete han hecho una pequeña broma. entra por las ventanas y dice ‘Que tengas un buen día’. Y señalé que estaría en el video y dijeron que estaban muy contentos de mantenerlo, así que lo mantuvieron. ¿Es eso controvertido? No lo sé “. El video fue nominado para un 1987 Premio MTV Video Music en la categoría “Mejor video masculino”, pero perdió ante el clip de Peter Gabriel por “Sledgehammer” (1986).

08. The Stars (Are Out Tonight) (2013)

Si la aparición de la enorme Tilda Swinton y la dirección de Floria Sigismondi no bastan para incluir a The Stars (Are Out Tonight) en este top, la oscura trama de este video se defiende sola.

Así como en Thursday’s Child (1999), el intérprete juega con el tiempo, las dimensiones y la idea de que cada uno puede ser suplantado por otra versión de sí mismo, en un video donde el una feliz pareja de adultos mayores (Bowie y Swinton) es atormentada por un séquito de vecinos excéntricos que se mudaron recientemente, aparentemente con el fin de ocupar sus lugares en el mundo.

Con posesiones atroces, stalking enfermizo y una interpretación de la modelo  noruega Iselin Steiro como una versión joven de David Bowie, este video es tan intenso que YouTube lo tiene restringido para que sólo personas mayores de edad puedan verlo. Eso lo dice todo.

07. Blackstar (2016)

El el primer adelanto y también la canción que da título al trabajo que terminó por ser la obra de despedida de uno de los mejores artistas del siglo XX ha sido quizá menospreciado por su duración (casi 10 minutos), y porque la grandeza del video de Lazarus opacó las bondades de este corto.

No obstante, vale la pena revisar, con paciencia y detenimiento Blackstar, y todos los elementos que Bowie dejó regados en su video y letra, que hacen referencia a momentos del pasado. Desde el cadáver de un astronauta que recuerda a Major Tom hasta fragmentos de versos tomados de Slow Burn (2002) o Wild Eyed Boy From Freecloud (1969), el cantante quiso abarcar un montón de cosas en un temazo lanzado en noviembre de 2015, cuando nadie veía venir su muerte.

Es cierto que llamó la atención de muchos el aspecto demacrado del cantante, que siempre se cuidó de verse elegante y refinado, pero se llegó a pensar que simplemente era producto de la edad.

Blackstar, dirigido por Johan Reck, el de The Last Panthers, es un video onírico y fantasioso, presentó una serie de personajes, entre mesiánicos y oscuros, un sacerdote, un espantapájaros y un hombre con ojos de botón, que llegaron a sumarse a los mitos de Halloween Jack, el Delgado Duque Blanco, Ziggy Stardust y Nathan Adler, entre otros.

Los elementos incluidos en el video tomaron otra connotación tras la muerte de Bowie, menos de dos meses después de su publicación, dejando ver que cada detalle en el clip tiene un sentido específico.

06. Life On Mars? (1973)

¿Será su video más icónico? ¿Necesita explicación de su estadía en la lista? Life On Mars?, canción lanzada en 1971 en el unánimemente elogiado Hunky Dory, se lanzó como sencillo en 1973, con un video que simplemente catapultó a la canción a los primeros puestos en listas de éxitos y reforzó la imagen de Bowie como un personaje extravagante.

Tal ha sido el impacto de este tema y su video que, junto a “Heroes”, Ashes To Ashes y Starman, es comúnmente referido como la mejor canción del cantante. Además de su musicalidad, algo que ha hecho que Life On Mars? perdure en el inconsciente colectivo es que su clip es el más fiel retrato de su videografía de cómo el cantante contribuyó en la eliminación de esterotipos de género.

Con un look andrógino y una secuencia de imágenes de la mano del legendario Mick Rock, este clip ya sería histórico incluso si lo demás que hiciera Bowie no lo fuera.

05. I’m Afraid Of Americans (1997)

Quizá no hace falta dar tanta cátedra sobre la grandeza de este video, sino verlo para entender por qué se encuentra tan adelante en nuestra lista.

Quizá sólo hay que mencionar que, para cuando Bowie se animó a realizar un clip tan ácido y entretenido, se encontraba promocionando el álbum Earthling, álbum con el que el artista cumplía sus primeros 50 años de vida, hecho que lo puso un tanto reflexivo sobre la sociedad a su alrededor, sobre todo la norteamericana.

Tal vez es por eso que buscó realizar un retrato de lo distorsionado que se encuentra el mundo, y lo normalizada que está la violencia en un país donde a veces hacen que el agresor parezca la víctima, y viceversa.

Dato extra, el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor, quien realizó el mix de la canción que se utilizó en su versión de sencillo, también es quien interpreta a Johnny, el persecutor de Bowie en este video:

04. Ashes To Ashes (1980)

Quizá es injusto poner Ashes To Ashes en el puesto 4 de esta lista. Quizá debería ocupar el primer lugar. Cada clip delante de este tendrá merece una explicación sobre porqué se encuentra delante de este, ya que, siendo justos, es quizá el material más relevante de toda su videografía.

Fue en Sound and Vision, de 1977, que Bowie puso sobre la mesa la idea de que mezclar el sonido y las imágenes vendría a convertirse en un hecho revolucionario. Mientras se encontraba en su cénit experimental trabajando en la llamada Trilogía de Berlín, el cantante también se empapaba de ideas sobre la importancia que tomarían los videos años más adelante… y pasó.

Pero fue en 1980, con el lanzamiento de Ashes To Ashes, que Bowie dejó ver cuánto apostaba por el futuro de los videos:

Bowie se aventó el video más caro que se había grabado en la historia hasta ese entonces, simplemente con la seguridad de que en cuestión de tiempo demostraría tener la razón con todo este asunto.

El resultado fue un clip onírico y con una estética a la que la videografía de Lady Gaga le debe muchísimo; pero que, sobre todo, se volvió imprescindible un año después, cuando apareció MTV, un canal dedicado a reproducir videos todo el tiempo.

Dado que el material de Bowie era de los más complejos, era reproducido constantemente, y rápidamente la cultura de MTV se apoderó del mundo y Bowie demostró no estar delirando cuando hablaba del sonido y la visión.

03. Jump They Say (1993)

En 1985, Terry Burns, medio hermano de Bowie, y a quien el músico refirió incansablemente como la persona que lo introdujo al mundo de la música, se suicidó el 16 de enero de 1985, tras una vida nublada por la esquizofrenia, padecimiento psiquiátrico que heredó del ala materna de su familia, donde había varios familiares considerados “locos”.

Esa tarde, Terry escapó del hospital psiquiátrico ane Hill y se acostó en las vías con la cabeza viendo hacia la dirección contraria de la que venía el tren a esperar el expreso de Londres, que lo mató minutos después.

Bowie no asistió a su funeral, y por años fue criticado por su aparente indiferencia ante el incidente. La verdad, aclaró él mismo después, estaba tan abrumado por el suceso, y temía que la prensa hiciera del entierro de su hermano una feria mediática, así que optó mantenerse al margen, y únicamente envió una corona de flores que decía:

“Has visto muchas más cosas de las que podemos imaginar, pero esos momentos se perderán como las lágrimas que se lleva la lluvia. Que Dios te bendiga”.

En 1993, casi una década después de la tragedia, el músico se armó de valor para hablar del tema, en Jump They Say, el primer sencillo de su álbum de retorno como solista tras un período como integrante de la banda Tin Machine.

Traducida literalmente como “salta, dicen ellas”, la canción habla sobre un hombre que, pese a ser aparentemente normal, es atormentado por las voces en su cabeza, que le dicen que salte desde lo alto de un edificio.

Si la letra no era suficientemente explícita, es el impactante video el que termina por opacar todo dejo alegre en la musicalización de la canción, y demostrar que es un tema en extremo sombrío y personal.

Jump They Say se convirtió en una de las canciones más trascendentales de su carrera, no sólo por ser la última en 20 años en entrar en los 10 primeros de las listas de éxitos en el Reino Unido, sino también porque fue el cierre de una serie de canciones lastimosas que el cantante hizo para su hermano, entre las que destacan All The Madmen (1970), The Bewlay Brothers (1971) y Aladdin Sane (1973).

02. Boys Keep Swinging (1979)

Hace un año, Bad Bunny causó revuelo a nivel global por lanzar un video en elque aparecía vestido de mujer. El asunto no es tema menor. Si bien, la sociedad es aparentemente más abierta que en el pasado, el intérprete pertenece a un movimiento musical que ha sido tachado de misógino, por lo que su actuación fue elogiada por romper paradigmas en una escena machista, independientemente de la calidad de su música, o la falta de esta.

Si ello causó impacto en pleno 2020, ¿hace falta dimensionar la valentía que Bowie tuvo para hacer un show de travestismo en el video de Boys Keep Swinging, un temazo del álbum Lodger (1979) que se burla de las masculinidades y los estereotipos en torno a ser hombre.

Justo en la época en la que más se adentraba en la idea de hacer de sus videos un discurso, el músico también demostró sus indiscutibles dotes histriónicas al personificar a tres mujeres con distintas edades y temperamentos que al final resultan ser él.

Menciones honoríficas

Antes de presentar el primer puesto de esta lista, es imprescindible hacer una mención especial de algunos grandes trabajos que probablemente merecían un espacio. Principalmente porque Thursday’s Child, el tema que originalmente sería coronado como el mejor video de todo su repertorio, ni siquiera está disponible en YouTube.

¿Será que Bowie siempre supo cómo dejarnos con ganas de más, y por ello, tanto ese video como el de Survive, ambas canciones pertenecientes al álbum ‘Hours…’, no se encuentran fácilmente en la red.

Y es tal la insistencia de evitar que este video toque Youtube que la única versión existente del clip oficial es una reproducción en reversa de este, creada por el usuario El Reloco; todas las demás publicaciones con escenas de la producción real han sido eliminadas.

En ambos, casos, se trata de trabajos innovadores, que demuestran las inquietudes del músico hacia las tecnologías que prometía la llegada del nuevo milenio. En el caso específico de Thursday’s Child, la canción está acompañada de una narrativa a la Stars Are Out Tonight, y fue un video que MTV transmitió consistentemente.

Te dejamos, de todos modos, un link para que lo veas desde Vimeo.

También conviene ver en Let’s Dance la historia de aborígenes australianos que, por un par de zapatos de baile, comienzan a imaginar cómo sería su vida si formaran parte de la “civilización”, concluyendo que esto los llevaría a ser realmente salvajes; la neurótica tensión plasmada en Look Back In Anger, con una trama que recuerda a El Retrato de Dorian Gray; y, sobre todo, el video de formato largo que acompañó la publicación de Blue Jean. y que dio a Bowie uno de los dos únicos Grammys que recibió en vida.

Lee también: 6 ocasiones que David Bowie definió el rumbo de la cultura popular

01. Lazarus (2016)

Nos remontamos al 7 de enero de 2016, a un día del cumpleaños número 69 del “hombre de las estrellas”, que vendría acompañado de la publicación de su vigésimo quinto álbum de estudio, Blackstar.

Antes de ello, Bowie publicó un último adelanto para sus fanáticos, quienes se encontraban expectantes ante la nueva era. Se trataba del video de Lazarus, que a gritos anunciaba el dolor y la conmoción que estaba por poseer a la industria de la música en los próximos días.

“Mira arriba, estoy en el paraíso; tengo cicatrices que no se pueden ver. Tengo drama que no pueden robarme; todos me conocen ahora”.

¿Podía ser más explícita la letra? Si no, en el clip podíamos ver a un David Bowie con los ojos vendados y botones sobre ellos, trayendo así un nuevo personaje, el último: Button Eyes, lo llamaron.

Recostado en una cama, con un armario que metaforiza a un féretro, el video estuvo lleno de elementos que referían al cáncer de hígado que tenía al músico en etapa terminal. Era, de plano, un mensaje de despedida para sus fanáticos y seguidores ante el inminente final de su vida.

Y, de todos modos, ¡hubo quien no lo vio venir! Al día siguiente se publicó el Blackstar y dos días después se anunció la muerte del cantante, a causa de una enfermedad que llevaba 18 meses arrastrando y que mantuvo en secreto por tanto tiempo.

Volver a ver el video se volvió tortuoso para tanta gente, que pudo ver que ese aspecto demacrado nunca fue actuado, y tras dimensionar la grandeza artística de un hombre que, agonizando por el cáncer, se atrevió a realizar un “canto del cisne”, un último gesto antes de su muerte, sabiendo que esta estaba cerca.

Más allá de lo imprescindible de este contexto, el video de Lazarus tiene una producción impecable, y pese a su connotación pesarosa, es una obra preciosa en su fotografía y con grandes efectos visuales, que acompañan a la canción más directa del último material que el cantante lanzó en vida.

EC