:)

Sociales

A dos años, ‘De mano a mano’ continúa luchando para la reconstrucción del 19S

Después de haber ayudado a damnificados de San Lucas Colucan en Puebla, la asociación civil ahora enfoca sus esfuerzos en las personas que perdieron su hogar en Xochimilco, Ciudad de México

Publicado

on

“¡Aún hay mucho por hacer!”, escribe la organización sin fines de lucro, ‘De mano a mano’ en su invitación para recaudar  fondos que les permitan continuar con la construcción de hogares para familias que se quedaron sin uno durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Para poder continuar con la noble labor, han organizado un coctel de recaudación, que será llevado a cabo el próximo 18 de septiembre, un día antes del aniversario de la tragedia, en el que esperan que juntar donativos para la construcción de 6 casas más.

“Este año logramos la entrega de 50 casas. Lo siguiente para ‘De mano a mano’ es apoyar a personas afectadas en la Ciudad de México. Específicamente a damnificados de Xochimilco. Vamos bien, quizá un poco lentos porque el apoyo tardó un poco en llegar, pero seguimos trabajando”, nos explica Julia Del Ángel, directora operativa de esta asociación civil

No obstante, a dos años del sismo que trajo tragedia a muchos mexicanos, aún hay muchas familias que siguen sufriendo sus estragos y viven cada día en espera de ayuda de organizaciones como ‘De mano a mano‘, de personas que entienden su necesidad y les ayuden a levantarse y seguir.

La asociación, presidida por Lizeth Castro, constantemente se encuentra recaudando fondos para construir hogares en zonas marginales que continúan en espera de ayuda.

A la organización se han sumado los esfuerzos de cientos de voluntarios y aliados estratégicos como Cemex, Costco, Camief, Comief. Amermac, Colegio de Ingenieros de Puebla, Grupo Vllas, Pepesico, ISA Corporativo y Clemente y Cámara de Asociados, que han ayudado en beneficiar a las por lo menos 50 familias que han recibido un hogar.

Julia Del Ángel nos cuenta cómo empezó su camino esta iniciativa:

“El primer contacto que tuvimos fue Cemex. Hubo un acercamiento entre la empresa cementera y Lizeth Castro, presidenta y cofundadora de nuestra organización. Ella había trabajado con ellos y habló con el entonces presidente de la compañía, Juan Romero, quien le dijo que sí le iba a dar su apoyo para construir no una, sino 10 casas”.

La misma Lizeth Castro reconoce que la cooperación de Cemex fue medular para echar a andar el proyecto humanitario:

“Ya no era empezar de cero. La ayuda de Cemex significó ocuparse sólo de un 80% de la tarea, pues el cemento aporta un 20% muy significativo para la construcción. Después de eso inició la colaboración cercana con el Colegio de Ingenieros de Puebla“.

El trabajo de ‘De mano a mano’ fue muy singular, pues comenzó como un pequeño esfuerzo al que poco a poco se le fueron sumando donadores y voluntarios de todas parte:

“Hoy somos más de 900, pero recibimos ayuda incluso de gente de lugares como Australia y Alemania. Posteriormente llegaron personas de ‘Voluntarios México’; del fideicomiso ‘Fuerza México’, quienes se nos unieron hace un año y finalmente de la campaña ‘Levantemos México’, comenta Julia Del Ángel, encargada de la dirección operativa en ‘De mano a mano’.

Es necesario recordar que ‘Levantemos México’ es una campaña organizada por los actores Gael García Bernal y Diego Luna para recaudar fondos destinados tanto al sismo del 19 de septiembre de 2017 como para el del 7 de ese mismo mes y año. Dicha campaña otorga apoya de carácter logístico y en materia de reconstrucción del tejido social para ‘De mano a mano’.

La asociación enfocó toda su energía y recursos en la comunidad de San Lucas Colucan, perteneciente al estado de Puebla y a tan sólo 30 minutos de la capital de esa entidad. El pueblo recibió todo el embate del temblor y la ayuda que ‘De mano a mano’ les brindo fue para ellos esencial. Lizeth, como fundadora de la organización da cuenta de ello:

“Alguien nos contactó con un médico que conocía a fondo algunas de las zonas de mayor afectación por el siniestro y fue así como llegamos a San Lucas Colucan. La gente nos recibió bastante bien. Hasta nos invitaban a comer y estuvieron con nosotros todo el tiempo necesario”.

Por otra parte, la ayuda que han recibido por parte de empresas y de la sociedad civil se encuentra respaldado por la mejor ética profesional y con gran calidad humana:

“Somos muy transparentes. En nuestro sitio de internet pueden encontrar toda la información sobre los proyectos. Todo lo que quieras conocer está ahí. Puedes ver fotos de las casas e incluso cuentan con un seguro de tres años por cualquier siniestro o eventualidad. Esto les da confianza, pueden vivir tranquilos”, nos explica la directora operativa.

https://www.demanoamanoac.org/

La colaboración de las empresas no se limitó a lo meramente económico, pues algunas como Costco incluso motivaron a su personal para que fungieran como voluntarios y ayudaran en las obras. Lizeth busca que este tipo de apoyo y responsabilidad social siga siendo una constante en el porvenir:

“Es muy valioso. Los trabajadores vienen hasta con miembros de su familia y les enseñan a sus seres queridos el valor del hogar y de la ayuda humanitaria. Es una experiencia bella y enriquecedora. Nos gustaría que en esta nueva etapa del proyecto en Xochimilco las empresas siguieran convenciendo a sus empleados para que se acerquen y ayuden a quienes por hechos que están más allá de su poder perdieron todo”.

El trabajo conjunto es la clave. Gracias al apoyo del Fideicomiso del Consejo Coordinador Empresarial ‘Fuerza México’, quienes donarán el 50% del costo que involucre la construcción de las viviendas y con el apoyo de la sociedad en este próximo coctel se buscará brindar un techo a los afectados por el sismo en el sur de la ciudad.

Uno de los vértices con los que cuenta ‘De mano a mano’ es la plataforma ‘Donadora’, donde la asociación ha lanzado recientemente dos campañas para recaudar fondos para construir viviendas para las familias Cruz y Piña.

La familia Cruz perdió su hogar durante el sismo, mismo que provocó el deceso de su hija más pequeña y quemaduras graves en el cuerpo de Marlene, la madre de este hogar literalmente roto. Posteriormente su marido la abandonó a ella y a su otra hija, Maité y actualmente viven con carencias.

Por otro lado, la familia Piña compuesta por cuatro integrantes viven todos en un solo cuarto, sin baño y con una pequeña cocina improvisada. Con ellos está su pequeña niña Mireya, quien sufre dislalia, lo que le provoca problemas de lenguaje.

https://donadora.org/busca?like=de+mano+a+mano

Finalmente, tanto Lizeth como Julia hacen un llamado a la sociedad y a la iniciativa privada para que apoyen esta causa y que no olviden que pese a toda la solidaridad que este, nuestro México, mostró el 19 de septiembre de 2017 es importante que comprendan que el trabajo aún dista de terminar:

“Nosotros tenemos casa, un hogar. Se nos olvida porque no lo sufrimos, no nos es necesario, pero allá fuera, no tan lejos hay gente que no tiene donde refugiarse, que vive con familiares en condiciones poco favorables, en peligro constante porque se pueden derrumbar sus techos, sus muros. La gente debe recordar que necesitamos dar seguimiento a estos casos y hacer algo al respecto”.

FC

ES DE INTERÉS|

Entregan casa reconstruida tras sismo del 19S en Xochimilco

Publicidad
Publicidad