:)

Sociales

El reggaetón genera más actividad cerebral que la música clásica: estudio

Incluso la música electrónica demostró un desempeño mayor

Publicado

on

reggaetón cerebral música clásica
Foto: Especial

Un estudio sugiere que el reggaetón, así como otros ritmos urbanos, tienen una mayor capacidad de generar actividad cerebral, que otros géneros, como la música clásica.

Pese a la mala reputación del género, nacido en Panamá, el Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife (Canarias, España) ha observado que esta música generaría estímulos en regiones del cerebro encargadas de procesar no sólo los sonidos, sino también el movimiento, de una forma más consistente que otras corrientes anteriormente observadas.

Para el estudio, 28 personas sin estudios musicales previos en una media de 26 años de edad fueron seleccionadas, con gustos variados.

Entérate: Fallece Joey Jordison, cofundador de Slipknot, a los 46 años

Inicialmente se les realizaron  pruebas para analizar las capacidades musicales con un test de oído, por un lado de la capacidad de discriminación de melodías y por otro de frases rítmicas.

Después,  se realizó una resonancia magnética funcional mientras los participantes escuchaban varios estilos musicales a los que se eliminó la letra.

Esto, explicaron, para “estudiar de la forma más pura posible el procesamiento de la música, y el lenguaje podría (al emplear otras vías neurales) mostrarnos activación cerebral que no es específica de la música”.

Fueron usadas piezas de populares representantes del reggaetón, como “Shaky” de Daddy Yankee y “Ginza” de J Balvin; y también se seleccionaron “Passion” de Alberto Feria y “L’amour toujours” de Dzeko en música electrónica; en clásica el concierto en mi menor de Vivaldi y el minué de los aires en re de Luis Cobiella, y en folclore folías y malagueñas canarias.

VIDEO | Perrito persigue vehículo tras ser abandonado en carretera de Texas

Los investigadores analizaron por un lado anatómicamente el cerebro de cada participante y luego la señal BOLD, que consiste en ver qué áreas del cerebro reclutan oxígeno (que es lo que sucede cuando se activan) y a través de un software se representaron con diferentes colores según se activasen más o menos.

De entre todos los géneros observados, el reggaetón fue el que más demostró generar una respuesta cerebral

 (áreas auditivas) y de procesar el movimiento (áreas motoras), unas diferencias que resultaron mayores cuando se comparaban con la música clásica.

La electrónica también mostró una mayor activación de las regiones motoras, pero significativamente menor en comparación con el reguetón “y lo que más nos llamó la atención fue la activación de una región primitiva del cerebro: los ganglios basales”.

Este proyecto nació cuando comentó al también neurocirujano y neurocientífico Julio Plata que quería hacer la tesis doctoral y éste -que posteriormente la dirigió- le sugirió lo interesante que sería unir “mis pasiones: el cerebro y la música”.

Con información de Life & Style | EC