:)

Sociales

Endometriosis, la enfermedad silenciosa que asecha a las mujeres

Puede pasar desapercibida y es muy difícil diagnosticarla

Publicado

on

Endometriosis Mujeres
Foto: Especial

La endometriosis, una enfermedad que a pesar de afectar la calidad de vida de las mujeres provocando dolores intensos que, inclusó podrían agudizarse hasta causar la muerte, puede pasar desapercibida y es muy difícil diagnosticarla.

Esta enfermedad crónica afecta la salud de la mujer, sobre todo en edad reproductiva. Ocurre cuando el tejido endometrial, que recubre la cara interna del útero, crece fuera de la cavidad uterina, produciendo una alteración en las trompas de Falopio, los ovarios, la vejiga, el recto o el revestimiento de la zona pélvica.

Puede afectar a mujeres de todas las edades, desde la pubertad hasta la posmenopausia, y es importante recalcar que la intensidad de los síntomas no tiene que ver con el grado de endometriosis, pues los síntomas pueden ser igual de notorios, aunque sea leve, moderada o severa.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 10 y 15 por ciento de la población femenina en edad fértil padece actualmente de endometriosis, siendo una de las patologías más prevalentes en la mujer.

Por ello, declaró al 14 de marzo como el Día Mundial de la Endometriosis y a marzo como el mes amarillo en referencia al color que representa este trastorno, período en el cual, todas las organizaciones del país, refuerzan la lucha para concientizar y visibilizar la enfermedad.

Sin embargo, pese a ser tan común, esta enfermedad es desconocida para la población general, además, los especialistas creen que la incidencia podría ser mayor, ya que existe un porcentaje importante de mujeres no diagnosticadas, pero, ¿por qué sucede esto?

Este mal se caracteriza por un dolor en la zona pélvica, que suele ser más intenso durante el período menstrual (conocido como dismenorrea), por lo que se piensa que son dolores de regla ‘normales’, y por ello no acuden a un especialista.

Además, en algunas pacientes, la patología no se manifiesta de forma clara y específica, lo que dificulta aún más el proceso, pues los órganos que pueden verse afectados por este mal son los ovarios y las trompas, sin embargo, hay pacientes que pueden tener comprometidas áreas como los intestinos, la vejiga y hasta los pulmones. 

En aquellos casos en los que los síntomas sí se manifiestan intensamente, suele causar dolor en las relaciones sexuales, con o sin ciclo menstrual; así como fuerte sangrado durante la menstruación y cuando está más avanzada, también produce dolor al orinar y al defecar.

LEER MÁS: Entre toallas y tampones: el costo de una menstruación digna

Causas

Si bien aún no se conoce con precisión la causa de la endometriosis, hay teorías que indican que puede ser causada por la incapacidad del cuerpo para descomponer la menstruación de reflujo, orígenes congénitos, distribución circulatoria o linfática de las lesiones, o incluso una combinación de más de una de estas teorías.

En algunos casos, esta patalogía resulta hereditaria, es decir, puede transmitirse de madres a hijas y comienza, probablemente, cuando la mujer comienza a tener los periodos menstruales.

Consecuencias

Dependiendo del daño presente en la región genital, esto puede ser causa de infertilidad o una menopausia temprana. Por esta razón, muchos especialistas en este campo recomiendan alargar esta alternativa lo más posible y así preservar los deseos de maternidad.

No obstante, la endometriosis no sólo afecta la calidad de vida sino que también puede agudizarse al punto de dañar algunos órganos vitales como los intestinos o hasta los pulmones y causar la muerte. 

Tratamiento

En la actualidad no se dispone de un tratamiento curativo, sin embargo, el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno permiten controlar la afección en un número elevado de pacientes.

Para muchas mujeres, aun cuando son diagnosticadas o incluso han sido sometidas a cirugías, el dolor permanece o no es controlado. Es por ello que la recomendación es que tengan apoyo continuo, conocimiento y acceso a tratamientos clínicamente probados.

Puede ser tratada con el uso de algunos fármacos como antiinflamatorios, analgésicos y hormonas. Cuando presenta complicaciones mayores como adherencias, quistes y retracciones, lo más recomendable es la intervención quirúrgica.

FC