:)

Sociales

Terror en la tribuna: Los episodios más violentos que marcaron el futbol mexicano

La Liga MX se ha marcado por una serie de sucesos sangrientos de gran magnitud

Publicado

on

Foto: Especial

Los hechos violentos registrados la tarde del 5 de marzo en el estadio Corregidora durante el partido Querétaro-Atlas serán recordados como uno de los episodios más obscuros en la historia del futbol, mismos que dejan al descubierto la ausencia de valores en la sociedad mexicana, la corrupción de las autoridades deportivas, así como la falta de seguridad en los estadios.

Lamentablemente, el reciente conflicto entre las porras de los “Gallos Blancos” y los “Zorros”, que por cierto dejaron un polémico y cuestionable número de víctimas, no es el primero que ha desbordado la violencia en las tribunas, pues la Liga MX se ha marcado por una serie de sucesos sangrientos de gran magnitud.

A continuación, te compartimos un recuento de los acontecimientos más violentos que se han presentado en los diferentes estadios de futbol en México, y que sin duda, han marcado la historia de este deporte en nuestro país.

También puedes ver: Cómo surgió la sangrienta trifulca en el Querétaro vs. Atlas

Clásico Capitalino (1985)

El 26 de mayo de 1985 es recordado como uno de los capítulos más negros en la historia del futbol. Ese día perdieron la vida ocho personas, además de que hubo más de 70 lesionados por una embestida en el túnel 29 del Estadio Olímpico Universitario previo a la final de la temporada 1984/1985 entre Pumas y América.

De acuerdo con los reportes, cerca de 30 mil personas dieron el portazo para poder colarse a la gran final del Clásico capitalino, situación que desencadenó una estampida que cobró la vida de siete personas que se encontraban dentro del túnel, entre ellas tres ellos menores de edad.

Atlas – Querétaro (2007)

Podría decirse que el 29 de abril del 2007 fue el día en el que comenzó la rivalidad entre la “Barra 51” y la “Resistencia Albinegra”. Aquel partido, que se celebró en la última jornada del Clausura 2007, lo ganó Atlas 2-0, resultado que marcó el descenso de Querétaro.

La frustración de la afición de los Gallos provocó que invadieran la zona de visitantes en el Estadio Jalisco mientras los locales celebraban la clasificación a la Liguilla, situación que provocó un enfrentamiento al interior del estadio.

Afuera del inmueble también hubo un enfrentamiento entre ambas porras, mismo que dejó varios heridos, además de detenidos de los dos bandos. Cabe señalar que los autobuses en que se trasladaron los fanáticos albiazules, fueron atacados con piedras a lo largo de la Calzada Independencia. Fue desde entonces cuando los aficionados de Querétaro juraron venganza.

Querétaro – Atlas (2010)

Dos años después, los Gallos Blancos regresaron a primera división, y fue hasta 2010 cuando se enfrentaron nuevamente contra el Atlas, ahora en el estadio La Corregidora, donde la tensión entre ambas barras ya se sentía desde el inicio del partido, la cual derivó en un enfrentamiento en las gradas de arriba del recinto.

En aquella ocasión no hubo heridos de gravedad, pues a diferencia de lo ocurrido este fin de semana, la seguridad del recinto logró controlar la situación. El partido no se suspendió y se jugó cuando el conflicto desapareció.

Cabe señalar que en 2013, la escena se repitió en el Estadio Jalisco, con ambos equipos peleando para no descender. Otro grave episodio fue en 2018, cuando integrantes de seguridad de Querétaro soltaron a los aficionados del Atlas, en la parte alta del estadio, a perros entrenados para atacar.

Clásico tapatío (2014)

En los últimos minutos del partido en que Chivas y Atlas igualaban en un intenso 1-1, los seguidores rojiblancos se enfrentaron con la policía en la cabecera sur del Estadio Jalisco.

En la riña que duró poco más de 15 minutos, los policías se vieron superados por la gran cantidad de barristas, quienes dejaron en muy mal estado a dos guardias, mismos que fueron trasladados de emergencia a un hospital. Además de varios lesionados, estos hechos dejaron un total de ocho detenidos.

Tras lo ocurrido, el entonces dueño de las Chivas, Jorge Vergara, pidió eliminar las barras de la Liga MX ya que creía que “eran innecesarias”, además de que advirtió el riesgo de tener infiltrados.

Chivas – León (2013)

En el Clausura 2013 hubo bronca entre las barras del “Rebaño” y “Los Laguneros” en el estadio de los rojiblancos luego de que terminara el encuentro 2-1 a favor del local.

Los hechos sucedieron en las inmediaciones del Estadio Akron, donde varios aficionados resultaron lesionados. La mayoría de ellos pertenecían al equipo de Guanajuato, quienes fueron atendidos por paramédicos en el estacionamiento del recinto deportivo.

Clásico tapatío (2015)

Una situación similar a la ocurrida el sábado en Querétaro ocurrió en 2015, durante un partido de Liguilla entre Chivas y Atlas. El encuentro tuvo 20 minutos de interrupción luego de que aficionados de “Zorros” invadieron el campo tras la frustración por el desfavorable marcador de 4-1 en contra de su equipo. Ahí, en el terreno de juego, encararon a los jugadores del “Rebaño Sagrado” y a su entonces técnico Tomás Boy, quien por cierto falleció este 8 de marzo.

Con el objetivo de evitar que más gente ingresara al campo, la Policía se colocó en la zona de la barra rojinegra, lo que generó un enfrentamiento, el cual dejó un saldo de 10 personas detenidas y al menos 9 lesionadas.

Veracruz-Tigres (2017)

En febrero de 2017, la rabia de los aficionados de Veracruz, equipo que se jugaba el descenso en el estadio Luis “Pirata” Fuente, provocó que, tras el tercer gol de Tigres, la barra de los Tiburones cruzara las gradas para encararse con la afición de “Los Lires y Lokos”, con quien protagonizaron una riña que la policía del inmueble no pudo detener.

Tras la molestia de ver que agredían a sus seguidores, el entonces técnico de Tigres, Ricardo “Tuca” Ferretti se encaró con los fanáticos de Veracruz, quienes también lanzaron botellas al campo cuando el equipo ya se dirigía a los vestidores.

La riña dejó un saldo de varios heridos, entre ellos, el jugador Jesús Dueñas quien terminó sangrando tras recibir un botellazo en la mano.

Clásico Capitalino (2021)

La victoria de América 2-0 ante Pumas en el Estadio Azteca, quedó manchada por la violencia que se vivió al finalizar el encuentro, debido a una mala organización en el recinto, pues se les ocurrió que era buena idea colocar a un grupo de animación local cerca de La Rebel, que estaba situada en la cabecera sur.

Fue minutos después de silbatazo final, cuando integrantes de “La Rebel” derribaron una valla de seguridad de la cabecera sur del estadio, con la intención de provocar y enfrentar a seguidores de “Las Águilas”.

Tras lograr derribar la malla, aficionados del azulcrema intentaron corren en dirección contraria para no ser alcanzados, persecución que acabó afuera del estadio. Más tarde circularon imágenes de algunos aficionados del América tirados en las calles, y pese a esto, no hubo ningún detenido y nadie salió a dar la cara por la organización en el Azteca.

San Luis-Tigres (2021)

La violencia comenzó en las inmediaciones del Estadio Alfonso Lastras, a pocos minutos de que los felinos golearan 3-0 al San Luis. Supuestamente “Los Libres y Lokos” fueron desalojados del estadio al minuto 80 para evitar un conflicto, sin embargo, la barra de los atuneros ya los esperaban afuera.

Ahí, en la calle hubo enfrentamientos y hasta disparos de arma de fuego, sin embargo, la policía que llegó luego de varios minutos logró detener a varios implicados, sin que se reportaran personas heridas de gravedad, únicamente lesionados por golpes.

FC