:)

Sociales

Estos son los objetos malditos que hay en el museo de los Warren

El lugar es bedecido tres veces a la semana para mantener la paz

Publicado

on

Internet

El presunto robo o escape de la muñeca Anabelle del Museo del Ocultismo de los investigadores Warren provocó una ola de miedo y memes en redes sociales, sin embargo, este es sólo uno de los muchos “objetos malditos” que se encuentran en este recinto. 

Único en su tipo, el Museo del Ocultismo contiene todos los objetos que han sido investigados por los Warren; desde los que fueron utilizados en magia negra o aquellos que tendrían vínculo con alguna entidad demoníaca, mismos que son bendecidos por un sacerdote tres veces a la semana. 

La muñeca Annabelle

Anabelle

En el museo de los Warren, ubicado en Connecticut, Estados Unidos, la muñeca Annabelle es uno de los objetos más llamativos para los visitantes, quienes sólo pueden hacer recorridos durante el día. 

De acuerdo con los Warren, en 1968, dos compañeras de piso alegaban que su muñeca Raggedy Ann estaba poseída por el espíritu de una joven niña llamada Annabelle Higgins. Llamaron a los Warren explicándoles que ésta se movía por la habitación. 

Los Warren les explicaron que la muñeca no estaba poseída por ningún espíritu, sino por un ente demoníaco.Además les dijeron que la muñeca sólo fue utilizada como un conducto o medio, ya que los demonios no poseen cosas, sino personas. Este objeto forma parte de las famosas películas homónimas del universo del Conjuro.

El vestido de la novia

Anna Baker, una joven adinerada, se enamoró de un minero y comenzaron planes para su boda, no obstante, su padre le prohibió ese amor debido a las diferencias de estatus social. Por ello nunca pudo usar su vestido de novia. 

Se dice que tras su muerte en 1914, se podía ver cómo el vestido se movía completamente solo, haciendo pensar que el alma de Anna era quien estaba en él.En la película Anabelle viene a casa se puede ver la referencia al vestido, pero en ella se cuenta que quien se lo pone termina asesinando.

Muñeco Shadow

Un hombre que practicaba magia negra regaló este muñeco a un niño, que acabó hablando con él largo y tendido. Los empleados de la casa en donde habitaba el menor comenzaron a preocuparse y juraron que podían oír una voz fantasmal hablando con el joven.

Además, los vecinos dijeron haber visto al muñeco pasando de una ventana a otra por toda la casa e incluso aseguraron que rompía cosas. 

Años después, cuando el niño murió, otra familia con una niña llegó a la casa. Ella aseguró que el muñeco estaba vivo y quería matarla. 

De acuerdo con el museo, los visitantes deben pedir permiso para tomar una fotografía del muñeco pues si no lo hacen, la leyenda dice que el muñeco te maldecirá.

Cuernos

Cuernos es una figura diabólica que según los investigadores ha sido utilizada en varios ritos demoníacos, por lo que se encuentra protegida en el museo para evitar que alguien la vuelva a utilizar.

El espejo de Myrtles Plantation

Myrtles Plantation es una casa embrujada situada en Estados Unidos que fue construida sobre un cementerio indígena. Se dice que por lo menos diez asesinatos y sucesos paranormales ocurrían casi diariamente, marcados sobre todo por un espejo. 

Los huéspedes aseguraban que observaban figuras que salían del espejo y que dejaban huellas de manos de niños en el cristal. 

La leyenda cuenta que el espejo contiene los espíritus de Sara Woodruff y sus hijos, que fueron envenenados. Aunque según la costumbre los espejos deben ser cubiertos después de la muerte para evitar que los espíritus queden atrapados, este espejo no se cubrió, por lo que se cree que las almas siguen “viviendo” allí.

Lorrain y Ed Warren

Entre otros objetos que se encuentran en el museo está el piano embrujado, la tumba de Bathseba Sherman, entre otros.

AT

Publicidad
Publicidad