:)

Sociales

Explotación laboral y ambiental: El alto precio detrás de las etiquetas de SHEIN

Malas prácticas y todo lo que sabemos sobre el lado obscuro de la gigante china de moda rápida

Publicado

on

Recientemente, la gigante china de moda rápida, SHEIN, se vio envuelta en una gran polémica, luego de que surgiera en redes sociales una serie de fotografías en las que se mostraban supuestos mensajes de auxilio en las etiquetas de las prendas.

Tras la difusión de estas imágenes, la preocupación de los cibernautas y consumidores alrededor del mundo se hizo presente, pues usuarios de diversas plataformas aseguraron que se trataba de mensajes reales que escribían los propios empleados de la marca, cansados de la explotación laboral.

Y es que, aunque muchas personas descartaron la veracidad de estos supuestos mensajes, la mayoría aseguró que eran ciertos, pues no es ningún secreto que los maquiladores de SHEIN son contratados bajo “inhumanas” condiciones laborales.

¿Qué decían los supuestos mensajes de auxilio en las etiquetas?

Una de las publicaciones más virales en internet, fue la que hizo una usuaria que denunció que en la etiqueta de instrucciones de lavado de un traje de baño que compró por SHEIN, se podía leer la frase “Need your help” (necesito tu ayuda, en español).

Otro caso similar fue el de una chica que compartió un video mediante TikTok, donde mostró la palabra “Help” escrita a mano sobre la etiqueta de embalaje de su pedido, agregando en la descripción de su publicación la leyenda: “Los niños de Shein piden ayuda”

En otra de las denuncias, la etiqueta fotografiada y difundida en redes mostraba, junto a la composición del tejido y el país de fabricación, la frase “I have dental pain” (Tengo dolor de muelas).

¿Cuál fue la respuesta por parte de SHEIN?

Ante las diversas denuncias en redes sociales sobre presunta explotación laboral, la gigante textil no se quedó callada, pues hace unos días emitió un comunicado al respecto mediante su cuenta oficial de TikTok, asegurando que se trataba de información “falsa”.

“Recientemente, se han publicado varios videos en TikTok que contienen información engañosa y falsa sobre SHEIN. Queremos dejar muy claro que nos tomamos muy en serio los asuntos relacionados con la cadena de suministro”, se lee en el documento.

Por otra parte, destacó que el código de conducta al interior de la compañía es “estricto, y prohibe a sus proveedores prácticas como el trabajo infantil, forzado o explotación laboral”.

Sobre la etiqueta que incluye la frase “Need your help“, SHEIN aclaró mediante un video en su cuenta de TikTok que no se trataba más que de una “mala redacción” en las etiquetas, la cual había sido malinterpretada.

 “Esta etiqueta simplemente le pide a los clientes que ayuden a lavar su prenda con un detergente suave para que su ropa también se suavice”, aseguró la firma de bajo coste en un vídeo publicado en su cuenta de TikTok.

@shein_official

Recently, several videos were posted on TikTok that contain misleading and false information about SHEIN. We want to make it very clear that we take supply chain matters seriously. Our strict Code of Conduct prohibits suppliers from using child or forced labor and we do not tolerate non-compliance.

♬ original sound – SHEIN

Respecto a la etiqueta que incluía la frase “I have dental pain“, se aclaró que dicha imagen no tiene relación con la empresa china y ha circulado en internet desde el 2014, cuando fue publicada por un foro de la web Reddit que comparte sobre todo contenido humorístico. 

Lo que no es ningún secreto…

Fundada en 2008 por Chris Xu en Guangzhou, China, SHEIN se encuentra presente de manera online en 220 países alrededor del mundo tras crecer exponencialmente en los últimos años, principalmente gracias a sus atractivos precios, los cuales son más bajos que los de la mayoría de las marcas de Fast Fashion.

El problema de esta industria, además de ser poco sostenible, es la sistemática violación de derechos que se produce en sus operarios, ya que, para fabricar una mayor cantidad de ropa a precios muy bajos, se necesitan millones de trabajadores que son vulnerables y explotados, aprovechádose de sus necesidades económicas.

Los confeccionistas de esta industria principalmente en China, India y Bangladesh son víctimas de jornadas extensas de trabajos que no son remuneradas, así como de malas condiciones de sanidad y explotación laboral.

Según el informe Global Slaveey Index de Walk Free Foundation (2018), las fábricas de textiles son una de las fuentes más comunes de esclavitud en los últimos años, pues la ropa del fast fashion es producida por las personas más pobres y vulnerables del mundo, convirtiéndolos en víctimas de la esclavitud moderna, y aunque pareciera que esta práctica se encuentra erradicada, en la industria textil sigue siendo una realidad.

Moda cero sostenible

Y por si fuera poco, la moda rápida provoca un daño irreversible al planeta.

Tan solo la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones de dióxido de carbono y es la segunda industria a nivel mundial que más agua necesita.

Pero, los efectos del fast fashion tienen un impacto mucho más acelerado. La emisión de gases contaminantes, los gastos de energías no renovables, la contaminación de las aguas con sustancias químicas, son algunas de las consecuencias de esta estrategia rápida.

Además, las marcas de moda rápida no crean necesariamente prendas para que duren un largo período de tiempo, pues más de un 60% del tejido que se utiliza es sintético.

Es por ello, que más de la mitad del volumen total de ropa que fabrican marcas como SHEIN, Zara y H&M, entre muchas otras marcas fast fashion, acaba en la basura en menos de un año.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES DEL DÍA MEDIANTE WHATSAPP; ENVÍA LA PALABRA ‘ALTA’ AL DARLE CLIC AQUÍ

(Con información de RedIntercol). FC