:)

Sociales

Flor Silvestre: seis grandes canciones para recordarla

De Cielo Rojo a La Enorme Distancia, pasando por Gaviota Traidora

Publicado

on

flor silvestre canciones
Foto: Especial

Un Cielo Rojo cobija la atmósfera de este 25 de noviembre; no sólo el mundo del fútbol está de luto tras la partida del gran Diego Armando Maradona; la muerte de la gran Flor Silvestre también ha calado en los corazones mexicanos.

Pero, como nuestro destino fue quererla, más que lamentar los hechos, queremos dar un último adiós a la actriz recordando algunos de sus mejores trabajos en otra de sus facetas artísticas: la canción. Por ello, te compartimos los 6 mejores temas de Flor Silvestre.

Lee: Murió a los 90 años “La Sentimental” Flor Silvestre

¿Por qué, Dios mío?

Flor Silvestre, nacida como Guillermina Jiménez Chabolla falleció este miércoles a la edad de 90 años, rodeada de sus hijos y nietos en el rancho El Soyate, en el estado de Zacatecas. Si bien, se trataba de una mujer de edad avanzada, lo primero que a nuestra mente llegó fueron los primeros versos de esta desconsolada

Amaneciendo el día, me desperté llorando
Porque toda la noche, soñando estuve en ti

El día de San Juan

Probablemente, otra de las primeras referencias de muchas personas al enterarse de la noticia fue pensar en Flor como “la mamá de Pepe Aguilar” y, por tanto, la viuda de Antonio Aguilar.

Así es: y, producto de esa pasión, no sólo llegaron los cinco hijos de la pareja, sino que también surgió El Día de San Juan, un emocionante dúo en el que se canta:

No quiero hacerte el desaire
Pero algo presiento yo
De que esta noche en el baile
Se te amargue la función.

Pero si de cantar las rancheras, se trata, Flor Silvestre se pintaba sola. No necesitaba estar acompañada para demostrar de lo que su voz era capaz. Probablemente la máxima prueba de ello es Mi destino fue quererte.

La grabación forma parte del álbum La sentimental Flor Silvestre. Al año siguiente, la cantó en la película Juan Colorado (estrenada en 1966).

Gaviota Traidora

Compuesta por el gran Margarito Estrada, Gaviota Traidora es otra de las piezas definitivas en la carrera de Flor. La versión original, de 1964, fue grabada con El Mariachi de México Pepe Villa.

La enorme distancia

Qué otro modo de consolidar su estatus de leyenda mexicana de la canción ranchera que interpretando de manera magistral una pieza del mismísimo José Alfredo Jiménez.

Cielo Rojo

Qué mejor manera de cerrar nuestra lista que con Cielo Rojo, aquel huapango que Flor Silvestre grabó en 1957, y tanto gustó que un año después fue elegida como el tema de la película El Ciclón.

Que en paz descanse la inolvidable, la sentimental, la inigualable Flor Silvestre.

EC