:)

Sociales

Conoce a Fray Bigotón, un perrito franciscano

Rescatado por monjes de Cochabamba, el Schnauzer ahora es otro miembro en el convento

Publicado

on

Carmelo, mejor conocido como Fray Bigotón, en un Schnauzer que forma parte de un monasterio franciscano en Cochabamba, Bolivia, quien ahora llena de vida y ladridos el convento.

Foto: Narices Frías | Facebook

Vestido con un hábito miniatura que los monjes usaban para marionetas, Fray Bigotón fue rescatado por los monjes, haciendo honor al fundador de su congregación, San Francisco de Asís, quien es considerado santo de los animales y del medioambiente.

En una entrevista para The Dodo, el fray Jorge Fernández dijo que Fray Bigotón es una criatura de Dios: “Su vida es jugar y correr. Aquí todos los hermanos lo quieren mucho”, dijo alegre.

La adopción del pequeño perrito monje se pudo formalizar gracias a un grupo animalista boliviano llamado Proyecto Narices Frías, que busca hogar a animales en situación de calle.

Los monjes esperan que la adopción del perrito sea un ejemplo para que los demás se animen a abrirles las puertas a los animalitos que más lo necesitan.

Si tan sólo todas las iglesias del país pudiesen adoptar un perro y cuidarlo como lo hacemos con Fray Bigotón”, expusieron.

Las imágenes de Fray Bigotón también se han vuelto un éxito en redes sociales.

(Con información de UPSOCL).

 

ES DE INTERÉS |

La vida regresa a Chernóbil… con cachorritos

Publicidad
Publicidad