:)

Sociales

Fiestas por el Grito de Independencia, así se han transformado en 200 años

Desde serenatas y descarga de artillerías hasta la actual “noche mexicana”, esta es la historia de la celebración más importante en México

Publicado

on

Fotografías del INAH

Desde desfiles y descargas de artillería pasando por las corridas de toros y bailes hasta llegar a lo que hoy conocemos como la “noche mexicana”, en donde abunda el pozole y los chiles en nogada, el llamado Grito de Independencia ha cambiado a lo largo de más de dos siglos de historia, aunque la esencia aún se conserve. 

Aunque en la actualidad la Independencia de México es celebrada de manera oficial el 16 de septiembre, cada año el “Grito” se lleva a cabo el 15 de septiembre en punto de las 23:00 horas, cuando el presidente, gobernadores y alcaldes salen a la plaza principal y hacen la arenga que en el pasado hiciera el cura Miguel Hidalgo y Costilla para convocar al pueblo a levantarse en armas contra el “mal gobierno”. 

Sin embargo, detrás de esta tradición hay un sinfín de historias que muestran cómo ha ido cambiando esta ceremonia e incluso cómo era plasmada a lo grande en las principales portadas de los periódicos de la época. Te contamos. 

La primera celebración 

De acuerdo con los historiadores, la primera celebración de un Grito de Independencia del que se tiene registro sucedió el 16 de septiembre de 1812, sí, cuando aún los insurgentes se encontraban en pie de lucha (pues la Independencia no se vio consumada sino hasta 1821). 

El grito fue realizado por el general Ignacio López Rayón en la localidad Huichapan, en el estado de Hidalgo. En esa ocasión hubo una descarga de artillería y se realizó una vuelta general de esquilas 

Los hechos quedaron registrados en su Diario de Operaciones Militares, en donde el militar también escribió: “Comienza a solemnizarse en el alba de este día, el glorioso recuerdo del grito de libertad dado hace dos años en la Congregación de Dolores, por los ilustres héroes y señores serenísimos Hidalgo y Allende…”, se lee. 

Al año siguiente, en 1813, este acto fue considerado por José María Morelos y Pavón en la redacción del documento Sentimientos de la Nación, al incluirlo en el último de sus 23 puntos. 

Que igualmente se solemnice el día 16 de septiembre todos los años, como el día aniversario en que se levantó la voz de la Independencia y nuestra santa Libertad comenzó, pues en ese día fue en el que se desplegaron los labios de la Nación para reclamar sus derechos con espada en mano para ser oída; recordando siempre el mérito del grande héroe, el señor Dn. Miguel Hidalgo y su compañero Dn. Ignacio Allende”, se lee. 

Después de la Guerra 

Los historiadores señalan que luego de la Consumación de la Independencia comenzaron a darse las primeras ceremonias del Grito de Independencia, pero estos, a diferencia de lo que hoy conocemos, se basaban en su mayoría en un acto religioso. 

LEER MÁS: Ángel de la Independencia, testigo de 111 años de historia

Si bien se hacían las arengas, se agradecía a Dios por el hecho de lograr la nación independiente. Además, se convocaba a periodistas y literatos de la época a compartir sus pensamientos sobre este acontecimiento y los problemas cotidianos del nuevo país. 

A partir de 1833, con la instauración de los calendarios cívicos, comienza a celebrarse de una forma más oficial el Grito de Independencia junto a otras festividades como el Jueves de Corpus, Jueves y Viernes Santo; el día de la Virgen de Guadalupe y la Navidad.

No olvidar

En los años siguientes, las portadas de los diarios de la época se daban a la tarea de no olvidar los hechos históricos y dedicaban páginas y páginas a recordar quiénes estuvieron en la Lucha de Independencia, cómo fue la guerra, los lugares emblemáticos y hasta objetos utilizados.

Periódico El Imparcial, 1900

En especial siempre se hacía mención a Miguel Hidalgo y se resaltaba su heroísmo.

El Diario, 1910

Es justo, como testimonio de gratitud, dedicar nuestro número de hoy a enaltecer la memoria de los primeros caudillos de nuestra Independencia. Ofrecemos a los lectores de El Imparcial una colección de grabados que representan sitios históricos donde se desarrollaron las primeras escenas de la revolución, y diversos retratos de cuya autenticidad salimos garantes“, se leía en el número especial de El Imparcial de 1900.

El Imparcial, 1910

Otros medios también destinaban sus portadas a retomar los discursos dados en otros actos cívicos de la Independencia, como en esta portada de Juan Ignacio Paulino Ramírez Calzada​, mejor conocido como “El Nigromante” -escritor, poeta, periodista, abogado, político e ideólogo liberal- de la época. También se realizaban concursos literarios sobre el tema.

Periódico La Democracia, 1900

Diarios más conservadores como El Tribuno Católico sorpresivamente también aludía a los himnos patrióticos que hablaban de la lucha de Morelos.

El Tribuno Católico, 1910

También dedicaban páginas enteras a hablas sobre el estandarte de la Virgen de Guadalupe, lo que desmuestra que en esos tiempos el Grito de Independencia aún llevaba un carácter religioso.

El Tribuno Católico, 1910

Anuncios

Tal y como ahora las marcas aprovechan la oportunidad de anunciar sus productos en cada festividad o época: como San Valentín, Super Bowl, Navidad, entre otros, en el siglo pasado las empresas también usaban el Grito de Independencia como pretexto para hacerse promoción. Ese fue el caso de la cervecera Toluca y México, S.A.

LEER MÁS: Parajes de la Historia: De cuando México le hizo “el fuchi” al maíz

El programa de 1910

El 15 de septiembre de 1910 fue un día lluvioso que, pese a ello, se vivió el Grito de Independencia con regocijo y entre muchos actos conmemorativos, según las crónicas de los diarios en donde también se aprovechaba a lo grande para felicitar a Porfirio Díaz en su cumpleaños. 

Diario La Patria, 1910

Desde temprana horas los ciudadanos se daban cita en el Centro de la Ciudad para alcanzar los mejores lugares y disfrutar de los eventos.

Como primer acto, niños provenientes de escuelas de la capital y de municipios aledaños realizaron juramentos a la bandera; además, hubo 14 bandas de música que entonaron el Himno Nacional. 

Con el sonido de un cañón, también se anunció la salida de Porfirio Díaz de Palacio Nacional, al tiempo de diputados, senadores y el titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación llegaban al acto. 

Las crónicas relatan que ese día también se hicieron sonar las campanas de las catedrales durante una hora. Todos los edificios fueron adornados con la bandera mexicana.

El Universal, 1910

Por la tarde, también se llevó a cabo una corrida de toros en plaza “El Toreo”, hubo funciones de teatro.

Ya entrada la noche, hubo un acto de iluminación, globos y fuegos artificiales en la Plaza de la Constitución, además de serenatas frente a Palacio Nacional. En punto de las 23:00 horas, Porfirio Díaz también hizo sonar la campana que el propio cura Miguel Hidalgo hizo sonar en 1810, esto luego de que fuera trasladada a su pedido a dicho recinto.

El Imparcial, 1910

De acuerdo con los diarios de la época los siguientes eventos se llevaron a cabo el 16 de septiembre en la Ciudad de México:

  • Inauguración del Monumento a la Independencia.
  • Desfile militar.
  • Kermés infantil en el Sector Reforma en el que niños colocaron ofrendas florales en el recién inaugurado (un día anterior) Monumento a la Independencia. 
  • Desfile de charros en las principales avenidas de la ciudad. 
  • Combate floral en la Avenida Vallarta. 
  • Carreras de bicicletas en la Calzada de la Independencia.
  • Kermés infantil en el Jardín Botánico.
  • Funciones de gala en teatros.
  • Serenata ambulante, mejor conocida como “gallo”, que recorrió principales calles y avenidas de la ciudad.

La celebración en otros estados

En otros estados, como en Jalisco, la capital festejó el Grito de Independencia con carrera de caballos, palo enjabonado, corridas de toros, lanzamiento de cohetes, un Himno Nacional entonado por “niñas y señoritas de hospicio”, así como un baile a la medianoche.

El Informador, 1910

En otros lugares como en Hidalgo, la fiesta patria la banda del Estado realizó recorridos por las principales calles del Centro, hubo repiques en los templos, se entonó el Himno Nacional y hubo fuegos artificiales. También hubo actos con globos, seguido de discursos, piezas musicales, niños cantando el Himno Nacional y 21 cañonazos al mediodía. 

También se acostumbraba dar maíz a los trabajadores de minas y a las personas “honradas”.

Actualidad

En la actualidad el Grito de Independencia representa para la mayoría de los mexicanos una oportunidad de reunirse en familia y degustar los platillos típicos de México como el pozole, huaraches, chiles en nogada, cochinita pibil, entre otros alimentos; al tiempo que se disfruta de música nacional.

LEER MÁS: Recorre los lugares emblemáticos de la Independencia de México

En cuanto a la ceremonia, el presidente, los gobernadores y alcaldes siguen repicando las campanas y haciendo las arengas con el tradicional “¡Viva México!”. 

Luego de ellos, en las principales plazas también se llevan a cabo actos musicales. 

Al día siguiente, el titular del Ejecutivo realiza el tradicional Desfile Militar.

AT