:)

Sociales

La sangrienta guerra entre ‘El Chapo’ y los Arellano Félix

Estos fueron los momentos que se vieron y los que no en Narcos 3

Publicado

on

guerra Arellano Félix
Foto: Especial

La última temporada de Narcos: México, Netflix, muestra los momentos claves de la guerra que protagonizó Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán con los hermanos Arellano Félix por el control de plazas luego de la caída de Miguel Ángel Félix Gallardo, ‘El Jefe de Jefes’.

Durante una década el Cártel de Sinaloa y el de los Arellano Félix sembraron el terror, marcando un antes y un después en la historia del narcotráfico de México: llena de violencia, asesinatos y escándalos de corrupción.

En Noticias en la Mira te presentamos los sucesos claves que avivaron esta guerra en un momento donde Amado Carrillo Fuentes, ‘El Señor de los Cielos’ se convirtió en el narcotraficante más poderoso del país.

Discoteca Christine

La madrugada del 8 de noviembre de 1992 un comando con hombres de ‘El Chapo’ irrumpieron en la entonces popular discoteca ‘Christine’, ubicada en Puerto Vallarta, Jalisco, donde se celebraban el cumpleaños de Benjamín Arellano.

El propósito de Guzmán era cobrar venganza por el asesinato de la esposa e hijas de Héctor Luis ‘El Güero’ Palma a manos de sicarios del Cártel de Tijuana.

Sin embargo, en la balacera también estuvo involucrado Ismael ‘El Mayo’ Zambada, quien reservó el lugar para los Arellano y dio aviso a quien se convertiría en su socio, aunque se negó a asistir bajo el argumento de problemas estomacales.

Foto: Internet

En otra versión, el periodista Jesús Blancornerlas en su libro “El Cartel: los Arellano Félix, la mafia más poderos en la historia de América Latina”, revela que a petición de Joaquín, ‘El Mayo’ invitó a los Arellano a Puerto Vallarta, a quienes prometió un buen hotel, alcohol y mujeres.

Coincide en que Zambada no se reunió con ellos, lo que molestó a Benjamín y decidió no ir a Christine, sin embargo, Ramón sí acudió con Everardo ‘El Kitty”, el narcojunior que es interpretado por Bad Bunny en Narcos.

El ataque dejo seis muertos y hasta ese momento no se había registrado un hecho violento de tal magnitud en el destino turístico, pero solo era el principio de la brutal batalla.

El asesinato de un cardenal

El 24 de mayo de  1993, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo fue una de las siete víctimas mortales que dejo una balacera a plena luz del día en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

No eran ni las 16:00 horas cuando el fuego cruzado entre ‘El Chapo’ y los Arellano se salió de control y encendió las alertas de la prensa nacional e internacional, a partir de ese momento el nombre de Guzmán Loera cobró más relevancia y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) comenzó a seguirle la pista al capo.

Las versiones del crimen apuntaron a que los de Tijuana se presentaron en el aeropuerto para matar al Chapo, pero supuestamente lo confundieron con el cardenal, que viajaba en un Grand Marquis con su chófer; ambos recibieron al menos 57 disparos.

Sin embargo, algunas versiones pusieron en duda esta versión ya que el cardenal era un hombre alto y corpulento, mientras que Joaquín Guzmán medía 1.64 metros; a ello se suma que los estudios periciales determinaron que los disparos que recibió fueron directos y a una distancia muy corta.

Lo que no se vio en Narcos

Aunque Narcos 3 incluye el momento en el que Guzmán Loera es detenido por primera vez el 9 de junio de 1993 en la frontera entre Guatemala y México, y más tarde lo vemos en el penal de Almoloya de Juárez ya con el cabello corto y sin bigote, la cárcel no puso fin al conflicto.

En 2001, cuando logró fugarse tras ocho años de permanecer privado de la libertad comenzó su venganza contra los hermanos del Cártel de Tijuana, para el 10 de febrero de 2002 y en pleno carnaval de Mazatlán, Ramón Arellano Félix fue asesinado.

En esta ocasión y una vez más, se dice que ‘El Mayo’ fue quien dio aviso sobre la presencia de Ramón, el más sanguinario de los Arellano, para que hombres de ‘El Chapo’ pudieran cazarlo.

Benjamín Arellano Félix

Solo un mes después de su muerte, el 9 de marzo de 2002, Benjamín, cabeza de la organización criminal fue detenido en una casa de Puebla y hasta 2011 fue extraditado a Estados Unidos.