:)

Sociales

Londres arranca con una Fashion Week completamente virtual

La corriente genderles es la novedad de esta época

Publicado

on

fashion week virtual londres

La Fashion Week de Londres empezó el viernes en un formato totalmente virtual en un país en pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus, y con una novedad, la fluidez del género.

El año pasado, por estas fechas, miles de personas habían acudido a ver los diseños de Victoria Beckham o Vivienne Westwood, justo antes de que la pandemia llegara al Reino Unido. 

Esta vez, todo el mundo puede seguir el evento desde la comodidad de su casa. 

Otro cambio es que esta Fashion Week, que se celebra hasta el martes, ya no está dedicada a la moda femenina, sino que ahora es “gender fluid”. 

Daniel Furlong y Macrina Carranza marcan hito en la industria de la moda con línea unisex

Una tendencia que domina Harris Reed, de 24 años, una joven promesa que llamó la atención de estrellas como el cantante de pop Harry Styles. 

Para su primera colección tras graduarse en la prestigiosa escuela Central Saint Martins, Reed presentó el jueves seis extravagantes looks, divirtiéndose a difuminar la línea entre lo masculino y lo femenino. 

Bethany Williams, una joven británica de 31 años comprometida con el medio ambiente, recicló mantas para diseñar coloridos abrigos unisex como parte de una colección en exclusiva para los almacenes de alta gama Selfridges. 

Pero fue el veterano de la moda Paul Costelloe quien abrió el baile. Para celebrar sus 35 años de participación en la Fashion Week de Londres, el angloirlandés evocó sus primeros días en París, a finales de los años 1960, con colores atrevidos como el ocre, el naranja y el azul. 

Si el formato virtual deja espacio a la creatividad, y algunos lo aprovechan para revelar la trastienda de su profesión, como el británico Edward Crutchley, otros siguen siendo fieles a la pasarela.

Así, el turco Bora Aksu tomó el museo de arte londinense Tate Britain. Allí desfilaron modelos con vestidos largos adornados con bordados, siluetas románticas inspiradas en la Francia revolucionaria y en la matemática Sophie Germain (1776-1831), que luchó por encontrar su lugar en un mundo muy masculino.

“El aislamiento de Sophie le permitió encontrar las ideas que la guiarían el resto de su vida. De este modo, me mostró que incluso en los momentos más oscuros, siempre hay esperanza, si uno decide buscarla”, explicó Bora Aksu. 

EC

Publicaciones relacionadas