:)

Sociales

¡Fatal! Los 11 peores accidentes en la historia de los Juegos Olímpicos

A lo largo de la historia de esta competición, muchos atletas han sido víctimas de tragedias olímpicas

Publicado

on

Accidentes Olímpicos
Foto: Especial

Cada cuatro años se celebran los Juegos Olímpicos, la principal competencia del mundo deportivo que reune a los mejores atletas, quienes demuestran con mucha habilidad su gran desempeño en distintas disciplinas. Sin embargo, su preparación y concentración muchas veces no basta para que todo salga como se espera.

Y es que todos los deportes practicados en la justa implican una extrema precisión y destreza, por lo que pequeños errores pueden costar la clasificación, lesiones o incluso hasta la muerte de los atletas.

A lo largo de la historia de esta competición, muchos deportistas han sido víctimas de tragedias olímpicas y que han dejado un sabor amargo entre los competidores, entrenadores, organizadores pero especialmente en los espectadores.

LEER MÁS: Entre derrotas y glorias, así le ha ido a México en los Juegos Olímpicos

A continuación, te compartimos 10 de los peores accidentes que se han vivido en los Juegos Olímpicos:

1. Janos Baranyai (Pekín, 2008)

El levantador de pesas húngaro se dislocó el codo derecho al intentar levantar 148 kilos. Debido a una mala posición de sus manos la pesa se fue hacia atrás y terminó dislocándose el brazo derecho, éste quedo prácticamente colgado.

2. Greg Louganis (Seúl, 1988)

El clavadista estadounidense se lanzó a la fosa olimpica realizando un clavado invertido con dos giros y medio, sin embargo, un mal cálculo hizo que su cabeza chocara contra el trampolín y quedara inconsciente.

A pesar del cero de calificación que los jueces le otorgaron, el competidor siguió la ronda preliminar y logró la clasificación, misma que le permitió ganar la medalla de oro repitiendo en la final el mismo clavado con el que se accidentó.

3. Samir Aït Said (Río, 2016)

El gimnasta francés de 26 años realizaba su intento de salto de caballo en la prueba clasificatoria cuando al caer mal se rompió la pierna izquierda por debajo de la rodilla.

4. Daniela Krukower (Athenas, 2004)

La deportista argentina abandonó la competencia de judo debido a que se dislocó el brazo, pues colocó todo su peso sobre el codo al tratar de evitar una caída causada por su oponente. 

A pesar de su accidente, logró obtener el quinto puesto en la categoría de –63 kg.

5. Annemiek Van Vleuten (Río, 2016)

La ciclista holandesa iba liderando la carrera, pero cerca de la meta perdió el control en una curva y, al caer, terminó con una conmoción cerebral y fracturándose tres vertebras.

6. Denys Yurchenko (Sidney, 2000)

El ucraniano especialista en salto con garrocha, sufrió un terrible accidente luego de superar los 5.40 metros, pues al descender fue alcanzado por la pértiga que golpeó sus testículos, y le ocasionó un corte en la ingle. 

A pesar de ello, un ciclo olímpico más tarde consiguió la medalla de bronce. 

7. Andránik Karapetyán (Río, 2016)

El representante de Armenia en la disciplina olímpica de Halterofília, se dislocó el codo izquierdo mientras intentaba levantar 195 kilos en la categoría de 77 kilos.

El deportista abandonó el pabellón olímpico de Riocentro entre gritos y lágrimas de dolor.

8. Nodar Kumaritashvili (Vancouver 2010)

El georgiano murió tras sufrir un grave accidente mientras se entrenaba para la prueba de luge (trineo) masculino de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010

El deportista, de 21 años, perdió el control de su trineo a alta velocidad, salió despedido fuera del trazado y acabó golpeándose violentamente contra un pilar de la instalación de Whistler. 

Se estima que en el momento del accidente Kumaritashvili iba a unos 145 kms/h sobre una pista que está considera la más rápida del mundo, en la que, más de una docena de atletas se han accidentado en esta pista durante la preparación olímpica. 

9. Kerry Strug (Atlanta, 1996)

Las gimnastas estadounidenses, llamadas “las siete magníficas”, sufrieron serias lesiones por accidentes en las Olimpiadas en su país. Primero, Kerry Strug se lesionó el tobillo en una mala caída al saltar el caballo. El accidente habría podido costarle la medalla al equipo, frente a las rusas, si su entrenador no hubiera convencido a Strug de la necesidad de intentar un segundo salto que le permitiera remontar su puntuación (si lograba caer perfectamente con sus dos pies). 

La atleta lo hizo y realizó una caída perfecta, aunque inmediatamente después la lesión se resintió y tuvo que saludar a los jueces cojeando en un solo pie. Ya no pudo continuar en las siguientes competencias y fue sustituida por Dominique Moceanu.

Shun Fujimoto (Montreal, 1976)

El gimnasta japonés realizó su ejercicio de suelo compitiendo en pos del título por equipos, en el que lesionó la rodilla tras una serie de volteretas, sin embargo, decidió continuar en la siguiente prueba para que Japón no perdiera sus puntos en la ajustada pugna que mantenía contra la entonces URSS.

Luego saltó el potro y agravó su lesión, que aunque había intentado ocultar en primera instancia ya resultaba evidente para todos. Lo doctores comprobaron que tenía fracturada la rodilla. Le recomendaron abandonar la competencia inmediatamente, pero nuevamente se negó.

Fue hacia los anillos, las agarró y logró saltar desde una altura de tres metros para aterrizar de pie en la colchoneta. Se reventó la rodilla, sí, pero firmó el mejor ejercicio de su carrera que le valió el Oro a Japón en la competición por equipos.

Tan impresionante fue su hazaña olímpica, que hasta Los Simpsons la aludieron con humor en su episodio “Primera palabra de Lisa”.

11. Ellie Downie (Río, 2016)

La gimnasta británica sufrió una lesión después de hacer un flip frontal en su rutina de piso y aterrizó en el cuello.

La joven, de entonces 17 años de edad, se recuperó y trató de terminar su rutina, pero se sentía mareada y terminó siendo escoltada fuera del escenario por el personal.

FC