:)

Sociales

¿Mensajes ocultos? Canciones con trasfondos que no esperarías

Publicado

on

canciones trasfondo contexto mensajes ocultos significado
Foto: Especial

Amoríos, abandono materno y hasta declaraciones políticas y sociales. Es sorprendente la cantidad de significados ocultos que guardan muchas de las canciones que escuchamos todo el tiempo.

Hace unos días, el músico peruano Tito Silva dio la vuelta al mundo con “Mi Bebito Fiu Fiu“, una canción compuesta sobre la base sonora de un tema de Eminem -que a su vez parte de un clásico de Dido-, y que alcanzó gran popularidad en plataformas como TikTok.

La canción fue tan sobreexplotada que internautas incluso unieron fuerzas para lograr que el tema fuera vetado de Spotify, tachándola de un “bodrío sonoro”. No obstante, esa pieza, que se volvió tan popular por su letra aparentemente bobalicona, escondía un trasfondo mucho más complejo que involucra al expresidente Martín Vizcarra y una supuesta infidelidad.

Y, así como el Bebito Fiu Fiu, existe una gran cantidad de piezas que guardan entre sus líneas algunos secreto que las hacen un poco menos ingenuas de lo que uno podría pensar a primera oída.

Por ello, en Noticias En La Mira nos hemos dado a la tarea de recopilar en una lista un grupo de canciones que tienen un concepto muy distinto al que quizá se le ha atribuido popularmente.

1. Mi bebito fiu fiu – Tito Silva

Ya entrados en la materia de este sobre explotado éxito de las redes, cabe repasar tan sólo las primeras líneas del tema para ver que gira en torno a una relación de amor adornada con empalagosas metáforas sobre cosas dulces:

“Caramelo de chocolate, empápame así
como un pionono de vitrina, enróllame así
con azúcar en polvo, endúlzame”

Sin embargo, entre las melosas analogías se esconde el hecho de que la inspiración de donde parte esta idea es una serie de mensajes que el expresidente peruano Martín Vizcarra se mandó con Zully Pinchi, su supuesta amante y excandidata al Congreso peruano.

De este modo, el éxito de TikTok que suena a Thank You de Dido debe muchas de sus estrofas a que en los mensajes se veía a los enamorados decirse “bebito”, “mi rey” y “fiu fiu”.

De hecho, casi toda la música de Tito Silva, de 27 años proviene de sucesos políticos locales. Pero no se conforma. Tito Silva Music quiere ir más allá de la política peruana. Su próxima “víctima” sería Andrés Manuel López Obrador, actual mandatario de México. Y todo por una frase que dijo en el 2019.

La expresión en cuestión dice así: “Quienes cometen estos actos, por lo general, son gentes drogadas. Eso está probado”. Esto lo dijo AMLO como parte de un discurso sobre la ola de crímenes cometidos en el país, que rápidamente se hizo tendencia en Internet y formó parte de varios memes.

2. Inside Of Me – Madonna

Con Bedtime Stories (1994), Madonna buscó suavizar su imagen pública luego de las críticas que le generó la carga sexualmente explícita de su anterior álbum, Erotica (1992).

Para hacerlo, la reina del pop apostó por canciones con un tono más romántico y dulce que en su predecesor. Entre las 11 piezas que conforman el disco, Inside Of Me podría pasar casi desapercibida como otra dulce declaración de deseo de pareja, con pasajes como:

“No puedo dejar de pensar en ti.
Las cosas que solíamos hacer
los secretos que alguna vez compartimos
siempre los encontraré ahí, en mis recuerdos”.

No obstante, cubierta entre una producción sensual y el aura romanticona de Bedtime Stories, esta canción en realidad es una de tantas que Madonna escribió para su madre, quien murió de cáncer cuando la cantante tenía sólo cinco años.

Así, Inside Of Me nos recuerda que muchas de las más bellas expresiones de amor que nos encontramos todo el tiempo no siempre se dan dentro de un contexto de pareja romántica; y sus líneas adquieren un nuevo sentido:

“Siempre te tendré dentro de mí; incluso ahora, que te has ido, tu amor continúa, dentro de mí”.

Lee también: 13 canciones de Madonna que demuestran por qué es más que la Reina del Pop

3. Layla – Eric Clapton

No. No es que Layla, una de las mejores canciones de todos los tiempos, no sea una declaratoria de amor. El asunto con este clásico es sobre quién habla realmente.

Eric Clapton escribió esta pieza para Pattie Boyd, quien era esposa de uno de sus mejores amigos, el beatle George Harrison.

Así, más que únicamente una historia de amor no correspondido, era una súplica para Pattie (Layla) a voltear hacia otro lado, incluso cuando ese “otro hombre” del que la letra hablaba era un amigo cercano.

Layla es un mensaje privado. La letra es diáfana: “Intenté consolarte / cuando tu hombre pasaba de ti”.

El autor también ejerce el chantaje emocional (“te lo pido de rodillas, te lo suplico”), que Clapton concretó de palabra cuando Boyd le rechazó: dijo a la modelo que se suicidaría si ella no le aceptaba.

4. La diferencia – Juan Gabriel

Aunque malgastes, el tiempo sin mi cariño
Y aunque no quieras, este amor que yo te ofrezco
Y aunque no quieras, pronunciar mi humilde nombre
De cualquier modo, yo te seguiré queriendo

El rechazo y el desamor son las piedras angulares de “La diferencia” de Juan Gabriel, eso nos queda claro. Lo que está en discusión es para quién va dirigida.

Si bien, popularmente se creyó en un principio que se trataba de otra pieza de amor no correspondido por una pareja, la línea de vida del aclamado músico mexicano llevó a nuevas interpretaciones que apuntan que habría sido escrita para su madre, quien, por algún motivo, siempre fue dura y cerrada para con el joven Alberto Aguilera.

No hay necesidad que me desprecies
Tu ponte en mi lugar, a ver que harías
La diferencia, entre tu y yo, tal vez seria corazón
Que yo en tu lugar, que yo en tu lugar
Si te amaría

5. Every Breath You Take – The Police

Este es probablemente el caso más popular dentro de esta lista. No por ello, desmerecedor de un lugar en este top. Every Breath You Take de Police se convirtió en una de las canciones más escuchadas en la década de los ochenta y probablemente de todos los tiempos.

Los alcances vocales de Sting, la producción impecable de Huge Padhgam y la musicalización irresistible de esta balada la convirtieron en un éxito seguro en las radios…

Pero, antes de que pudieran dedicarla, los escuchas tuvieron que hacer frente al hecho de que esa emotiva letra que parecía ser una promesa de amor incondicional era en realidad la historia de un acosador acechando a su presa.

De esta manera, ya no pueden sonar tan dulces esas estrofas de:

“Cada respiro que tomes
Cada movimiento que hagas
Cada tadura que rompas, cada paso que des,
te estaré vigilando”
.

6. Incarceration Of A Flower Child – Marianne Faithfull

En 1998, Marianne Faithfull buscó al ex-Pink Floyd Roger Waters para pedirle alguna canción que ella pudiera cantar en su próximo álbum, Vagabond Ways (1999).

Entre su repertorio, el artista encontró una canción que compuso en 1968 para la banda, pero jamás se grabó ni publicó. Waters consideró que Incarceration Of A Flower Child podía quedar bien en la voz de Faithfull, así que se la entregó y ella grabó la joya que hoy conocemos.

De manera superficial, el tema habla de un matrimonio que está llegando a su fin y cómo eso repercute en el pequeño hijo que la familia tuvo, además de todos los problemas que conlleva un divorcio.

Lee: Marianne Faithfull, la primera mujer en colocar un álbum en 7 décadas distintas

No obstante, la propia Marianne Faithfull ha declarado que, por la época en que se escribió y por la ambigüedad en algunas líneas, en realidad el tema está inspirado en Syd Barret.

Barret, primer líder de Pink Floyd, había sido recientemente “encarcelado” en un hospital psiquiátrico, por problemas mentales derivados de su consumo de LSD. El hecho afectó fuertemente a todos los integrantes de la banda, especialmente a Waters, de quien partieron conceptos líricos como “Shine On You Crazy Diamond” o Wish You Were Here”, que explícitamente hablan de este suceso.

En esta misma línea, Marianne asegura que es el sentido secreto de esa canción que grabó finales de los noventa.

¿Me recuerdas? ¿Cómo solíamos ser indefensos, felices y ciegos?
¿Hundido sin esperanza en una bruma de buena droga y vino barato?

7. ¿Y cómo es él? – José Luis Perales

Una nube gris envolvió por años el verdadero significado detrás de “¿Y cómo es él?”, uno de los más grandes clásicos de José Luis Perales.

Y es que, mientras algunos decían que la canción es sobre un hombre que, resignado a perder al amor de su vida, está dispuesto a escuchar sobre el nuevo pretendiente de su exenamorada, surgieron rumores de que fue un tema escrito desde la mirilla de un padre que le habla a su hija, quien está a punto de casarse, y le pregunta cómo es el hombre con el que eligió pasar el resto de su vida.

De hecho, más directamente, apuntaron que se fue escrita para María, hija de Perales, cuando estaba por contraer matrimonio.

Sin embargo, los rumores no fueron aclarados sino hasta hace un par de años, cuando el músico en retiro reveló ante una entrevista que, en realidad, la canción en realidad fue un encargo para que cantara Julio Iglesias. Dijo:

“Es una canción de encargo que fue escrita para Julio Iglesias. Pero al final no se la di porque la gente de mi compañía creyó que la debía cantar yo porque era una gran canción y pensaron que sería un gran éxito, como así fue. No tiene más historia en realidad. Mucha gente cree que la hice para una hija, pero es imposible, porque cuando compuse ese tema mi hija María tenía tres años y esta es una canción para adultos”.

Sin embargo, si hubiera que remitirse a una de las dos versiones generales sobre el origen del tema, tendríamos que decantarnos por el primer caso.

Perales explicó que cuando se la encargaron, Julio Iglesias se había separado de Isabel Preysler y ella se había vuelto a casar con Carlos Falcó, con quien tuvo a Tamara Falcó. “Aunque no tenía nada que ver con la realidad, yo pensé que Julio la podía interpretar porque él siempre daba un toque de credibilidad a lo que cantaba, pero mi compañía me prohibió dársela. La verdad es que yo no la quería cantar, porque no tenía nada que ver conmigo. Pero lo hice, y desde entonces el tema se convirtió en una especie de cruz para mí”, confesó.

8. “Heroes” – David Bowie

“Heroes” (sí, estilizada con comillas) es probablemente la canción más emblemática del repertorio musical de David Bowie. La canción ha sido covereada por artistas de la talla de Blondie, Depeche Mode o Peter Gabriel; también usada en películas, series y hasta anuncios televisivos.

¿Y cómo no? Si esa idea de dos personas que, con la fuerza de su amor rompen barreras y se convierten en héroes siempre va a dar un aire de optimismo que, independientemente de la época, la humanidad necesita.

Lee también | Un tipo ‘insano’: David Bowie y la salud mental en su obra

“Heroes” fue escrita cuando Bowie durante los años en los que vivía en la zona este de Alemania y cuenta la historia de dos personas que se conocen y se enamoran, pero no pueden tocarse porque viven separadas por el Muro de Berlín.

Al final, sus amor es más grande que cualquier barrera humana y, en el nombre del amor, logran tirar ese muro, símbolo de la división de la sociedad y que causó tanta tristeza en Alemania.

La parte que poco se cuenta al respecto es que todo parte de una anécdota real, pero no tan tierna y heroica como esta canción:

Los verdaderos protagonistas de “Heroes” son Tony Visconti, productor musical de Bowie, y una mujer que conoció al otro lado del Muro De Berlín. Más que únicamente esta estructura, su historia de amor fue socavada por el hecho de que Visconti tenía esposa, y todo se resumió en un breve amorío.

Tal vez es por eso que “Heroes” tiene comillas incluidas…

9. China Girl – Iggy Pop

Durante la misma época en que “Heroes” salió a la luz, David Bowie trabajó constantemente con el legendario Iggy Pop, con quien, de hecho, compartía alojamiento en Alemania; y la división del mundo que marcó el Muro de Berlín inspiró a los artistas en más de una ocasión.

Una de esas canciones es la emotiva balada pop China Girl, que, aunque parece hablar de una bobalicona historia de amor entre el intérprete y una mujer de nacionalidad china, realmente es una analogía de lo lejanas que se estaban convirtiendo las culturas oriental y occidental a raíz de los conflictos geopolíticos.

Podría interesarte: David Bowie y la masacre de San Valentín que se volvió realidad

Tomando esto como contexto, la letra narra la preocupación del cantante por ver su amor fracasar a causa de lo distintas que son sus realidades, que hacen su amor casi inasequible.

En este sentido, habla de las grandes diferencias entre unos y otros, que van desde ojos rasgados y vacas sagradas hasta una percepción más o menos recatada de la sexualidad, del consumismo y de la vida en general.

En este sentido, también es una crítica al racismo y la actitud invasora de los países que son potencia ante comunidades segregadas.

El propio músico es caucásico y más o menos lo deja saber a la mitad de la canción. Hace algunas declaraciones racialmente sensibles, no en el sentido de ofender a la ‘niña china’, sino más bien presentarse como un invasor extranjero, si se quiere, cuyo amor por ella inevitablemente cambiará su vida.

Pequeña niña china
No deberías andar conmigo
Arruinaré todo lo que eres
Te daré televisión
Te daré ojos de azul
Te daré a los hombres que quieren dominar al mundo

China Girl se publicó por primera vez en 1977 en el álbum The Idiot de Iggy Pop.  Sin embargo, no se convirtió en un éxito hasta que Bowie lanzó su propia versión en 1983. Se cree que lo hizo para ayudar a la situación financiera de Iggy Pop, dado que el crédito de la escritura se compartió con Iggy, quien recibió regalías por el éxito de la nueva versión.

A pesar de ser increíblemente influyente, las ventas de discos de Iggy fueron bastante bajas. Con la versión de David Bowie de “China Girl”, Iggy ganó estabilidad financiera por primera vez en su carrera.

Recibe las noticias más importantes del día en WhatsApp, solo manda la palabra “ALTA” a este link

NELA Whats

EC

Publicaciones relacionadas