:)

Sociales

Pumas en jaque por defender a acosador; responden

Otro escándalo para la Liga MX por cuestiones de géner

Publicado

on

marco garcia acosador

El Club Universidad Nacional, mejor conocido como Pumas, dio la cara luego de que un medio nacional le acusara de solapar un acto de acoso y violencia de género por parte de Marco García, mediocampista del equipo en el año 2017

Los universitarios se deslindaron de las acusaciones del periódico Récord en su contra y aseguraron que en su debido momento, el jugador recibió una sanción y se llegó a un acuerdo con la víctima.

A través del periódico Récord, el periodista Ignacio ‘Fantasma’ Suárez presentó una historia que data de hace tres años, pero que en el marco de los movimientos sociales en contra de la violencia de género, toma particular actualidad y relevancia hoy.

Suárez presenta a Valentina, nombre con el que se identifica a la víctima en cuestión para proteger su anonimato. Se trata de una funcionaria que, a causa de una mala plataforma de aprendizaje en línea, fue enviada a dar clases de bachillerato a los jóvenes de las Fuerzas Básicas de los Pumas.

Te puede interesar: Renato Ibarra, de la cancha a la cárcel por violencia intrafamiliar

Durante una de sus ponencias, ‘Valentina’ descubrió que en el celular del joven de entonces 17 años, había una galería de fotografías tomadas debajo del vestido de ella. Esta decidió retener su teléfono y entregarlo a las autoridades académicas para exigir una sanción en contra de García.

Pese a que tenía pruebas contundentes, algunas imágenes donde incluso aparecía el rostro del jugador, se encontró con trabas constantes que los directivos imponían en el caso debido al innegable talento futbolístico del jugador.

‘Valentina’ nos cuenta que habló con David Patiño en ese momento, no supieron qué hacer, la mandaban de un lado para otro. Finalmente llegó a la dirección de recursos humanos, donde recibió el apoyo de Irma Manrique, quien tomó el teléfono en resguardo para guardarlo como evidencia.

Ignacio Suárez, RÉCORD

Al final, ‘Valentina fue obligada a aceptar las condiciones del equipo y dos profesores tomaron su lugar. En 2018, la Universidad prescindió de sus servicios y Marco García continuó creciendo como una promesa de

El equipo universitario declaró sobre el asunto que García no fue expulsado del club por petición de la misma víctima, pero que en su momento fue sancionado con dos meses de suspensión. Asimismo, recalcaron su compromiso con la erradicación de la violencia de género.

Con respecto al caso, García no se ha pronunciado al respecto.