:)

Sociales

Recorre los lugares emblemáticos de la Independencia de México

Estos sitios ya forman parte de la historia

Publicado

on

La historia de la Independencia del país se construye de relatos, obras y personajes, pero también de los lugares que fueron testigos de la construcción del México moderno.

Por eso, en Noticias en la Mira te compartimos aquellos sitios emblemáticos que fueron protagonistas de alguna u otra forma de la gesta heróica.

Casa de Ignacio Allende, San Miguel de Allende, Gto.

El  inmueble fue la casa familiar de Ignacio de Allende, la cual adquirió el gobierno del estado de Guanajuato a los últimos dueños que la habitaron hasta 1979.

Casa de la Conspiración de Valladolid (hoy Morelia)

Esta casa fue sede de la conspiración independentista de la Nueva España, llevada a cabo en el año de 1809. En ella participaron destacados pensadores criollos como José María García Obeso, Mariano Michelena, Nicolás Michelena y fray Vicente de Santa María. Estos conspiradores mantenían estrecho contacto con el capitán Ignacio Allende, en San Miguel el Grande.

Casa de la Corregidora, Querétaro.

Personajes como Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Abasolo, entre otros, se reunían en la casa del corregidor Miguel Domínguez y su esposa, Josefa Ortiz de Domínguez, dando pie a la llamada Conspiración de Querétaro

La junta fue descubierta el 12 de septiembre, pero sin saber que él era parte del plan, el virrey ordenó a Miguel Domínguez la captura de los conspiradores, incluyendo a su esposa, a quien encerró en su casa para evitar su detención; sin embargo, ella alcanzó a enviar a un mensajero que alertara a Ignacio Allende y a Miguel Hidalgo.

Ubicada en la Plaza de Armas, la Casa de la Corregidora es hoy en día el Palacio de Gobierno estatal.

Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, Hidalgo 

Probablemente uno de los lugares más emblemáticos de la Independencia de México.

En la madrugada del 16 de septiembre del 1810, se registró el primer “Grito de Independencia”, atribuido al cura Miguel Hidalgo y Costilla en la población de Dolores, ubicada en la intendencia de Guanajuato, hoy Dolores Hidalgo, Gto., con esta acción dio inicio el movimiento de Independencia.

Los miembros de la conjura habían acordado levantarse en armas en diciembre de 1810; pero fueron denunciados ante las autoridades virreinales, por lo que algunos fueron hechos prisioneros, y gracias al aviso enviado por la Corregidora a Allende fue que se adelantó la fecha del inicio del movimiento.

Con este emblemático llamado a las armas, la madrugada del 16 de septiembre, el padre de la patria tocó la campana de la iglesia para convocar al pueblo y al reunirse la multitud en el atrio de la parroquia, pronunció la histórica arenga y al grito de ¡Viva la América! y ¡Muera el mal gobierno!.

Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato

El inmueble empezó a construirse en 1796 por el arquitecto José del Mazo y Avilés, por orden del virrey Miguel de la Grúa y Branciforte, y encargo del intendente Antonio de Riaño y Bárcenas. Su edificación concluyó el 7 de noviembre de 1809.

Al principio iba a funcionar como un almacenaje y venta de granos, pero esto duró poco porque ocho meses después comenzó el movimiento de Independencia y esto cambió su destino porque ante el inminente ataque de los insurgentes dirigidos por don Miguel Hidalgo y Costilla, la Alhóndiga de Granaditas sirvió de refugio a los defensores del régimen virreinal.

El 28 de septiembre de 1810 civiles peninsulares y tropas realistas, fueron masacrados cuando Miguel Hidalgo e Ignacio Allende entraron gracias a la intervención de “El Pípila”, un personaje que supuestamente prendió fuego a la puerta de la alhóndiga tras atravesar una lluvia de balas escudado con una losa enorme de piedra.

La participación de “El Pípila” en la batalla ha sido cuestionada por varios historiadores, pero su imagen es una de las que resguarda aún la ciudad de Guanajuato con un monumento a su nombre.

Museo de la Independencia, Dolores, Hidalgo

Monumento nacional construido en el siglo XVIII, se utilizaba como cárcel. De aquí Hidalgo liberó a los presos que lucharon por su causa. Al conmemorarse los 175 años de la gesta social se transformó en Museo de la Independencia.

Plaza de la Constitución

El 27 de septiembre de 1821, la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México se llenó de un multitud, compuesta por personas de todas las clases sociales, trepidantes de alegría, esperaban la llegada del Ejército Trigarante, comandado por el coronel Agustín de Iturbide.

Once años después del arranque de la gesta heróica, hombres y mujeres de todas las edades lucían en el pecho distintivos con los colores de la nueva bandera como emblema de la independencia de México.

El Ejército Trigarante entró a la ciudad, marchó por Bucareli, dio la vuelta a la derecha por la calle del Calvario y en la calle de Corpus Christi (hoy avenida Juárez) prosiguió su marcha por un costado de la Alameda. Cruzó la calle de Santa Isabel (hoy Eje Central Lázaro Cárdenas), pasó junto al convento de San Francisco y frente a la casa de los Azulejos, y por Plateros (hoy Madero) finalmente entró a la Plaza Mayor (hoy conocida como Zócalo).