:)

Sociales

Tunden y amenazan a influencer rusa por criticar restricciones en Oaxaca

Xenia Reina calificó a la entidad como “paranoica” luego de que no pudo ingresar a sitios arqueológicos

Publicado

on

Foto: Especial

La influencer rusa Xenia Reina fue criticada y hasta amenazada en redes sociales tras calificar a Oaxaca como un “estado paranoico” ante las medidas que ha implementado para evitar la propagación del coronavirus, y luego de que la joven afirmara que la entidad se quedará sin turismo internacional.

En sus redes sociales, la mujer describió que en su visita a Monte Albán le negaron acceso a la zona arqueológica debido a la reducción del aforo en el área. Y su enojo creció al no poder acceder a Yagul, debido a que se encuentra cerrada debido a la pandemia.

“No pude entrar ni a Monte Albán, porque ya a las 11am ya no tienen espacio. Solo pasaron los mexicanos que se formaron desde las 7am. Pésimo, PÉSIMO lugar para turistear. Jamás regresaré a visitar este estado paranoico. Que se queden sin turismo internacional…Va a durar hasta que vacunen a todos los oaxaqueños o qué? Ya no gastaré ni un peso más en Oaxaca, no se lo merecen. El peor estado de México que conozco”, acusó Xenia en sus redes.

LEE TAMBIÉN: Tunden al youtuber Memo Aponte por hacer “blackface”

Desde luego, los comentarios no fueron bien recibidos por lo que poco después de su infortunada crítica, la influencer reculó y reconoció que “exageró” en sus publicaciones.

Al compartir una imagen de la virgen de Guadalupe de la Catedral de Oaxaca, Xenia señaló que ha recibido amenazas tras el incidente y afirmó que en “Oaxaca se la pasó super bien”.

“Admito que tal vez exageré algo en mis publicaciones pero fue resultado de mi cansancio porque pasé varias horas en el calor si poder entrar a ningun lugar que me interesaba y ya me sentía mareada” escribió en su post.

Luego de sus críticas, la influencer, se disculpó al publicar una imagen de la virgen de Guadalupe de la Catedral de Oaxaca; señaló que ha recibido amenazas tras el incidente y reconoció que exageró en sus comentarios.